Pasar al contenido principal

Los cinco mejores coches V12 a la venta actualmente

Y por razones nos referimos a ejemplos: los modelos más exclusivos del mercado llevan bajo el capó uno de estos gloriosos bloques.

Imagen de perfil de Álex Morán

Que no nos engañen en esta época de downsizing en la que se mira con lupa hasta el último decilitro de consumo: el motor, como la burra, cuanto más grande mejor. Hablamos, obviamente, de territorio de V’s, pero no de esos pequeños V6 o V8. Si hay que destacar, si hay alguien sentado en el trono sin ningún tipo de discusión, ese es un glorioso (y enorme) V12.

¿Están los V12 en peligro de extinción? Tristemente sí, ya que las cada vez más exigentes normativas de consumo y emisiones dificultan que tengan cabida en el mercado. Pero aún quedan ejemplos, modelos que los utilizan y que, quien sabe, puede que acaben siendo los últimos de su especie. Por eso aquí tienes una lista con los cinco mejor V12 que hay actualmente en el mercado.

VÍDEO: ¿Se han ido de baretas modificando este Lamborghini Aventador?

Empezamos con el Mercedes S65 AMG, un coche que ejemplifica a la perfección la situación de este tipo de bloques. Equipado con un propulsor 6.0 V12 de 621 CV, en realidad es más pesado y lento que su hermano pequeño, el S63 AMG, que bajo el capó cuenta con un V8 biturbo de cuatro litros y 603 CV, y que es cuatro décimas más rápido que el V12.

A pesar de ello hay otros fabricantes para los que es la única solución posible para sus buques insignia. Basta con mirar a Lamborghini, que ofrece sus Aventador S, tanto cupé como el recién presentado Roadster, con una mecánica V12 de 6,5 litros de 740 CV de potencia. También vale como ejemplo el Ferrari 812 Superfast, digno relevo del F12berlinetta que no ha hecho más que cosechar críticas de lo más positivas por todos los medios del mundillo. Y gran parte de ese éxito se debe al motor V12 más potente que el fabricante de Maranello ha producido: un bloque atmosférico 6.5 de 800 CV y 718 Nm.

Volamos a las islas británicas para conocer a los dos últimos representantes, aunque en realidad son tres. Aston Martin equipa a su DB11 con un motor 5.2 V12 biturbo de 600 CV (aunque ya está disponible con un blasfemo V8 de 510 CV) mientras que Rolls-Royce ofrece dos bloques V12 distintos para sus Phantom y Wraith, ambos son biturbo pero el primero utiliza un 6.75 de 571 CV y el segundo un 6.6 de 624 CV.

Lecturas recomendadas