Pasar al contenido principal

¿Por qué el Citroën Dyane nunca enamoró como el 2CV?

El patito feo que nunca llegó a cisne.

compacto frances utilitario años 60 70

El Citroën Dyane es uno de los compactos clave en la historia de Citroën: se fabricaron casi un millón y medio de ejemplares y fue un modelo muy utilizado en algunos de los principales mercados, como el español. Eso sí, el Citroën Dyane nunca llegó a ser tan popular como el Citroën 2CV. ¿Por qué? ¿Qué mal había hecho para no ser tan popular como su antecesor?

El Citroën 2CV fue revolucionario, un modelo completamente nuevo con el objetivo de motorizar a Francia y a buena parte de Europa. Un coche simpático, agradable a la visto pero además práctico, barato y fácil de mantener. Lo tenía todo para ser un éxito y lo fue. El Citroën Dyane llegó en una época mucho más complicada: el 2CV era el más querido y, además, el Renault 4 estaba causando furor.

 

Renault 4
Renault 4

 

Obviamente el contexto del mercado era mucho menos favorable para el Citroën Dyane que para el 2CV. Había otro factor clave para que el Dyane fuese menos popular que el 2CV: y es que era menos revolucionario. Buscando el ahorro de costes en una época en que la mayoría del presupuesto se estaba destinando al desarrollo de la Gama G de Citroën, con el futuro Citroën GS, el Citroën Dyane era una evolución del 2CV.

El Citroën Dyane supuso una evolución importante respecto al 2CV y su carrocería era más moderna y estilizada, manteniendo su dosis de robustez y sensación de solidez. Finalmente incorporó una tercera luna lateral como su hermano menor y el techo practicable enrollable también estaba disponible. Su carrocería mantenía la estrechez de su predecesor, principalmente porque compartía muchos elementos con él y se fabricaba en la misma línea de montaje.

 

compacto frances utilitario años 60 70

 

Elementos como el motor o la transmisión procedían directamente del 2CV, al menos hasta la llegada del Citroën Dyane 6 con su motor de 600 cc y fabricado en la fábrica de Vigo, por lo que sin duda el Dyane 6 fue el más famoso en nuestro país. Era un coche duro y robusto, fiable y eficaz, gracias a su blanda suspensión fue muy querido en zonas rurales donde incluso el asfalto todavía no había llegado, pero nunca tuvo el carisma del 2CV: fue más bien un coche eminentemente práctico.

No te pierdas: Peugeot 208 2019

El Citroën 2CV llegó en un momento clave para la industria del automóvil, justo detrás de la Segunda Guerra Mundial y en un momento en que era importante motorizar a Europa. Llegó con su diseño simpático, su versatilidad, su practicidad y conquistó los corazones de los franceses y de buena parte de sus vecinos. Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, yo no estoy de acuerdo pero sin duda el Dyane llegó en un momento más complicado.

 

La historia del Citroën 2CV - Charleston

 

Citroën golpeó primero con el 2CV, pero los años 60 fueron de Renault con el '4 latas'. Era un producto mucho más moderno que el 2CV y, al fin y al cabo, que el Dyane, que no dejaba de ser una evolución de un coche desarrollado hacía más de 20 años. Su contexto fue mucho más complicado y su diseño más aburrido, por eso el Citroën Dyane jamás pudo hacer sombra ni al 2CV ni al Renault 4. 

Lecturas recomendadas