Pasar al contenido principal

El coche feo de la semana: Renault 19 Convertible

Quita la capota. Ummm... No.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Renault 19 Convertible (I)

Nuestro coche feo de la semana es, ni más ni menos que… un gran olvidado. Seguro. Porque muy pocos recuerdan que hubo un Renault 19 Convertible. Descapotable, exacto. Bueno, quizá tú sí lo guardabas en la memoria, pero eres un petrolhead. Pregunta a tu cuñado; fijo que no sabe de qué le estás hablando. Aunque disimulará, claro.

El Renault 19 llegó en 1988 y, a pesar de un diseño firmado por Giorgetto Giugiaro, no era bonito. Se suponía que iba a ser el último modelo de la marca con un código numérico por nombre y la firma ‘echó el resto’: hubo versiones sedán (el famosísimo Chamade, que en España fue un exitazo)… y descapotables. La primera de éstas fue construida por Karmann en 1991, pero se fabricaron muy pocas. Fue a principios de 1992 cuando apareció la definitiva, que sólo podía equipar los dos motores más potentes; entre ellos, uno con 16 válvulas. De ahí esa toma de aire que ves sobre el capó.

Renault 19 Convertible (II)

Pero ni siquiera esta concesión a la deportividad mitiga una imagen poco agraciada. Unas formas demasiado cuadradas, como los faros, dan una impresión de pesadez que hace un flaco favor a un vehículo que (se suponía) debe presumir de agilidad y ligereza. Los voladizos son excesivamente largos, la línea superior de la zaga está muy alta… Es como si sus proporciones no casaran.

El coche feo de la semana: Lancia Thema.

Quizá el frontal sea la peor parte (al menos, en la trasera hay una salida del escape ovalada… ‘colgando’ de un paragolpes demasiado ancho). Hay muchos trazos horizontales y, sin embargo, la parrilla es mínima, los distintos faros e intermitentes interrumpen continuamente las líneas, los ángulos rectos restan dinamismo… No hay nada que nos haga pensar que estamos ante un cabrio, así que nada nos invita a quitar el techo. No parece que vayamos a pasar un buen rato.

Con todo, como decimos siempre, en temas de estética no se puede generalizar y mandan los gustos de cada uno. Habrá quien aprecie su imagen ‘noventera’ y será igualmente válido. Desde luego, es una buena opción para destacar en la playa…

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear