Pasar al contenido principal

El coche feo de la semana: Toyota Sera

Tampoco te fíes siempre de las apariencias...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Toyota Sera

Estás deseando conocer cuál es el coche feo de la semana, así que da la bienvenida al Toyota Sera, que fue un coche particular: se fabricaron 16.000 unidades entre 1990 y 1995 y todas ellas montaban un motor de 1.5 litros que ofrecía 110 CV de potencia y 132 Nm de par, encargados de mover los 907 kg que pesaba esta especie de ‘baby coupé’ deportivo

Los cinco Toyota más excitantes de todos los tiempos

Podría ser un coche feo, no te lo vamos a negar, pero quienes tuvieron ocasión de conducirlo aseguraban que no era tan desgraciado: tenía tracción delantera, era ligero y rápido… ¿Nunca te has cruzado con uno? Normal. Por suerte, o por desgracia, solo se vendía en Japón así que probablemente lo tengas difícil para ver uno de ellos en tu pueblo (seguimos prefiriendo una vieja gloria como el Toyota Celica).

Aunque lo hayamos clasificado como el coche feo de la semana, tiene su explicación… El Toyota Sera pertenece a una época de bondades en Japón en la que todo el mundo tenía un buen capital. Alentados por esta situación, los fabricantes como Toyota se vinieron arriba a la hora de fabricar coches nuevos para nichos de mercado que parecían inconcebibles: ahí es donde encontramos el Sera.

 

 

Sin embargo, la época en la que todo era jauja llegó a su fin, se llegó a una recesión y se puso límite a la imaginación, así que el Toyota Sera pasó a ser una leyenda… Su peculiar diseño, en el que no faltaban las puertas de ‘ala de mariposa’, sigue siendo hoy un misterio. Polémico… sí. Particular, también. 

Lecturas recomendadas