Pasar al contenido principal

El coche monoplaza de F1 de Niki Lauda, a subasta. ¡Póngame tres!

Una auténtica joyita.

Coche F1 Lauda frontal

El último coche Ferrari de Niki Lauda de F1, a subasta este verano. Ya solo con esa frase deberíamos haber llamado tu atención como con otras pocas. Se trata de un Ferrari de lo más especial. De hecho, es uno de los más singulares que han salido de la fábrica de Ferrari. Un coche hecho para competir al más alto nivel, y con un piloto de la talla de Lauda, que desgraciadamente falleció hace muy, muy poco tiempo. Lo único malo es que aun sabiendo dónde ver la F1 2019, este coche no estará en la parrilla de salida. Pero podría estar en tu garaje, algo mucho mejor. Si tienes el dinero suficiente, claro.

A subasta el Ferrari de F1 de Niki Lauda

No se trata de un Ferrari de Niki Lauda de F1 cualquiera, no. Estamos ante el último coche de Ferrari que pilotó Lauda en la Fórmula 1. Un modelo que recibe el nombre de Ferrari 312T, y que allá por el año 1975 fue el fiel compañero que ayudó al habilidoso austríaco a hacerse con el título mundial de pilotos. El primero de los tres campeonatos mundiales que consiguió a lo largo de su exitosa carrera.

Coche F1 Lauda interior

La buena noticia es que en este momento la casa de subastas Gooding & Company se encargará de buscarle un nuevo dueño en Pebble Beach durante el próximo mes de agosto. Eso sí, el precio es completamente prohibitivo a no ser que seas un jeque árabe o similar: se estima que podría ser adjudicado por una suma que oscile entre los cinco y los siete millones de euros.

Está bien, es bastante. Pero a cambio te llevas un buen pedazo de la historia de la Fórmula 1. Para empezar, es el coche que condujo Niki Lauda, y uno de los cinco monoplazas transversales que Ferrari construyó en 1975. De ahí la 'T' de su nombre, que representa una caja de cambios instalada en posición transversal. Justo delante del eje posterior con el fin de mejorar el reparto de pesos y de que el coche fuese mucho más rápido en su paso por curva.

Un coche muy exitoso

Coche F1 Lauda

Con este coche, Lauda se hizo con el Gran Premio de Francia de 1975, mientras que en el Gran Premio de Holanda terminó segundo, y en el de Alemania, tercero. Cuenta con el chasis 022, que fue utilizado solo en cinco carreras... y en las cinco se clasificó en la pole position. También lo utilizó su compañero de equipo Clay Regazzoni al año siguiente, aunque tan solo en dos carreras. Finalmente, este chasis fue jubilado en 1976, en el Gran Premio de Sudáfrica.

Desde que no 'trabaja', el Ferrari de F1 de Niki Lauda ha tenido varios dueños. El primero fue un coleccionista francés, que se hizo con él en la década de los '80. Más tarde viajó hasta los Países Bajos. Y ahora está en una colección en Estados Unidos, en donde reside desde el año 2008. No obstante, para su próxima venta ha sido restaurado de pies a cabeza, tanto mecánica como estéticamente. Lo dicho, una joyita. Pero claro, entre cinco y siete millones de euros... es mucha pasta.

Y además