Pasar al contenido principal

España-Irán: un duelo que sobre ruedas tampoco tiene color

Estos son los coches que fabrica nuestro rival de hoy.

duelo mundial rusia futbol coches

Hoy jugamos el España-Irán, sí, todo el país detrás de ‘La Roja’ para llevarse la victoria y colocarse a un paso de los Octavos de Final. Jugamos contra Irán, probablemente el equipo más flojo del grupo, pero aquí no estamos para analizar a nivel deportivo a esta selección, aquí estamos para hablar de coches, para hablar de coches de Irán. Si sobre el césped nuestro nivel es mucho más alto, sobre cuatro ruedas la cosa no cambia.

Irán es un país importante a nivel económico en la región: pese a los brutales aranceles, las marcas occidentales, especialmente de lujo, tienen una importante presencia en el país. Ahora bien, como país desigual que es, la mayoría de la población se mueven en coches de las dos únicas marcas locales: Saipa e Irán Khodro Company, también conocido como IKCO. La política de aranceles y la implicación del estado en estas dos compañías las convierten en las grandes protagonistas del parqué de automóviles en Irán. ¿Jamás las habías escuchado? Tranquilo, yo tampoco.

 

 

Ambas marcas se han especializado en la fabricación de vehículos de marcas generalistas extranjeras mediante licencia en Irán: una manera fácil de evitar los aranceles a los coches fabricados en el extranjero. IKCO es el principal fabricante del Irán: fundada en 1962, ha fabricado muchos vehículos de Peugeot, como el Peugeot 205 o el Peugeot 405. También ha producido vehículos propios como el IKCO Samand o el IKCO Paykan: no obstante estos vehículos, nuevos, lucen una calidad de fabricación bastante justa, por no decir casi insegura.

Lo mismo ocurre con SAIPA (Société Anonyme Iranienne de Production Automobile) se fundó, al igual que IKCO, en los años 60, con una participación estatal del 75% y con el principal objetivo de producir Citroën bajo licencia para el mercado iraní. Con el paso del tiempo, también incluyen marcas coreanas como Kia, así como otras marcas francesas como Renault. Hoy en día el SAIPA Pride, basado en el Suzuki Alto, es uno de los superventas de la marca. 

 

 

Estas dos empresas han sufrido muchas críticas por su falta de seguridad al volante: Irán es uno de los países con la mayor tasa de mortalidad en accidentes de coches, con unas 20.000 muertes al año sobre el asfalto. Buena culpa de ello, además del estilo casi kamikaze de conducción de los iraníes, es la ausencia de seguridad de los coches que conduce la gran mayoría de la población. ¡Una locura!

Si sobre el césped la diferencia entre un país y otro es abismal, sobre el asfalto, como has podido ver y puedes comprobar en la galería superior, no es diferente. Irán cuenta con un parque automovilístico bastante anticuado y con unos mínimos de seguridad algo escuetos. Una industria del automóvil basado en dos sociedades que se dedican a producir bajo licencia coches desarrollados por terceros. ¡Aquí ganamos por goleada! Esperemos que esta noche también podamos meterles una ‘manita’.

Lecturas recomendadas