Pasar al contenido principal

¿Conocías el Ferrari 225E que renació de sus cenizas?

Nació en 1952... y volvió a hacerlo

Ferrari Classiche, departamento especializado en la restauración y la recopilación histórica de Ferrari clásicos, presentaba hace unos años el Ferrari 225E. Entonces, muchos lo apodaron como el renacido, pues con un pasado que se remonta a los años cincuenta este modelo renacía de sus cenizas para volver a surcar las carreteras. ¿Conocías la historia de este Ferrari 225E?

5 curiosidades de la fábrica de Ferrari. ¡La fábrica de los sueños!

Este Ferrari 225E nació en los años cincuenta, concretamente en 1952. Se trataba de un 225E con número de chasis 0178, un coche encargado por Antonio Sterzi. Sterzi participó con él en la Mille Miglia de ese mismo año, con Nino Rovelli de copiloto, además de conseguir la victoria en la Coppe della Toscana, siendo el piloto en este caso Bruno Sterzi, su hermano.

Este Ferrari era todo un Ferrari, es decir, era rápido, muy eficaz en conducción deportiva y con un diseño puramente italiano. Si bien, contaba con un enfoque más lujoso, un punto que otros modelos de la marca no podían igualar. La unidad en concreto, pasó por diferentes manos hasta que sufrió un incendio que a poco termina con su historia. Se salvó el motor, suficiente para mantener esta joya con vida.

ferrari 225e

Años después, en los ochenta, su propietario quiso restaurarlo. Entonces el proyecto se vio interrumpido y finalmente el Ferrari 225E continuó en el mismo estado. Con el siguiente propietario correría más suerte, pues este mismo acudió a Ferrari Classiche para una restauración completa. Era la opción más cara, pero con ella se aseguraba que el trabajo se completara de la mejor manera posible.

No fue nada fácil. Entonces, cada Ferrari era único. Y es que la construcción de estos modelos se completaba de manera artesanal, siendo difícil restaurar un coche de esta época siendo el trabajo fiel al modelo original. No sabemos cuánto costó la restauración, aunque fuera lo que fuera valió la pena, ¿verdad?

Buscador de coches

Etiquetas:

coches clásicos Motor

Y además