Pasar al contenido principal

Cuál comprar: ¿Seat Arona o Volkswagen T-Roc?

Dos SUV con voluntad de superventas.

suv compacto suv-b cual comprar frontal detalles

No hay duda: el Seat Arona es la gran esperanza de Seat para ver volar sus ventas tanto en España como en la mayoría de mercados del viejo continente. Este pequeño SUV tiene muchos atributos: una imagen muy chula y personalizable, un interior moderno y con calidad de sobras y una gama de motores muy interesante. ¿Lo peor? Una competencia feroz: el Volkswagen T-Roc está aquí para ponerle las cosas complicadas, aunque el futuro todavía será más negro con la llegada del Volkswagen T-Cross. Pero hoy es día de comparar a dos SUV con mucho que ofrecer. Seat Arona o Volkswagen T-Roc. ¿Cuál es más recomendable?

 

Seat Arona o Volkswagen T-Roc: diseño

 

 

No hay dudas que aquí hay diferencias notables entre uno y otro, más de las que quizás cabría esperar entre dos coches tan parecidos a nivel técnico. El Seat Arona apuesta por líneas contundentes, rectas y con ángulos imposibles. Apuesta por la tecnología, con faros full LED tanto delante como detrás, así como con combinaciones de color muy divertidas. El Volkswagen apuesta por un diseño más refinado y conservador, típico de la marca. No obstante, tiene detalles chulos, como la luz diurna situada en la parte inferior de los faros o un pilar C muy marcado. 

A nivel de dimensiones, el Volkswagen T-Roc es algo más grande: mide 10 centímetros más de largo y también es más ancho y más alto. Sin duda, es un coche más voluminoso, pero puesto uno al lado del otro, no parece tampoco un vehículo de otra categoría. Sí que quizás tiene presencia de coche más serio, algo que se refleja en otros detalles que vamos a repasar a continuación. 

 

Seat Arona o Volkswagen T-Roc: interior

 

 

Para empezar: la batalla del T-Roc también es más grande, concretamente cuatro centímetros. No es mucho, pero suficiente para conseguir un interior ligeramente más espacioso, especialmente en las plazas traseras. Como te puedes esperar, el maletero también es más grande: 445 litros versus los 400 del Seat. Pero más allá de elementos prácticos, hay algo que comparten casi al milímetro: el equipamiento tecnológico y de seguridad. Los dos son coches nuevos del Grupo Volkswagen y los dos son productos recientes, por lo que ambos comparten mucha tecnología. En cuando a diseño, para gustos colores: el Seat quizás sea algo más sobrio, mientras que el Volkswagen destaca por una calidad genera que quizás está un puntito por delante. No son grandes las diferencias y creo que esto no debe ser lo que termine marcando la diferencia.

 

Seat Arona o Volkswagen T-Roc: comportamiento

Ambos modelos se asientan sobre la plataforma MQB A0 del Grupo VAG y eso dota a ambos modelos de un gran equilibrio entre confort y buena calidad de rodadura, también en curvas. Ambos modelos están claramente orientados hacia el asfalto o incluso la jungla urbana, que es donde mejor se encuentran. Quizás el Volkswagen sea un puntito más refinado en su calidad general de rodadura, con un interior ligeramente más insonorizado y unos amortiguadores algo menos bruscos. 

 

 

Seat Arona o Volkswagen T-Roc: equipamiento

Volkswagen es la marca matriz y eso se nota si comparamos al Seat Arona y el Volkswagen T-Roc en materia de equipamiento. Antes de nada, debes saber que la tecnología es muy similar, por no decir la misma, pero el T-Roc incorpora elementos que el Arona ni los huele, como por ejemplo el cuadro de mandos digital. Son los típicos detalles que finalmente terminan marcando cuál está por encima y cuál por debajo. En Volkswagen comparten tecnología, pero primero para los productos de casa. Es normal: si quieres estar a la última, el T-Roc puede ser mejor opción por estos pequeños detalles.

 

Seat Arona o Volkswagen T-Roc: motores

Más de lo mismo, pero aquí todavía más exagerado: la gama de motores del Volkswagen T-Roc y del Seat Arona es prácticamente idéntica, salvo por los pequeños detalles que ponen sobre la mesa que el T-Roc es el modelo de Volkswagen y por ende, se beneficia de ciertos elementos distintivos. Pero en lo que nos interesa, pocos cambios: mismo motor 1.0 TSI y 1.5 TSi de 115 y 150 CV en el T-Roc y de 95, 115 y 150 CV en el caso del Arona. En el caso del diésel, el T-Roc cuenta con el 1.6 TDI de 115 CV que también monta el Seat, pero además añade el 2.0 TDI de 150 CV. Donde termina marcando definitivamente la diferencia el Volkswagen es en la posibilidad de montar tracción integral 4Motion, algo descartado en el Seat. Además añade un motor de gasolina y 190 CV que promete grandes prestaciones en un producto tan compacto: acelera de cero a cien en 7,2 segundos. ¡Ojo!

 

 

Seat Arona o Volkswagen T-Roc: precio

El Volkswagen T-Roc es un coche más completo que el Seat Arona: tiene más equipamiento tecnológico, una mayor gama de motores y, sobretodo, una tracción integral realmente interesante. No obstante, todo esto se paga. ¡Con creces! El T-Roc y el Arona juegan en dos ligas diferentes a nivel de precio: el español parte en poco más de 14.000 euros, mientras que el Volkswagen más barato cuesta 22.040 euros. Con el mismo motor y un equipamiento prácticamente idéntico, el Volkswagen cuesta 5.320 euros más. Una diferencia difícilmente justificable.

 

Lecturas recomendadas