Pasar al contenido principal

¿Cuál comprar, Seat Ibiza o Volkswagen Polo?

Entre primos anda el juego...

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Seat Ibiza o Volkswagen Polo

El segmento de los compactos mantiene viva la llama de las ventas de coches que no sean SUV y, dentro de ese grupo, uno de los dilemas más habituales es ¿cuál comprar, Seat Ibiza o Vokswagen Polo? Y no porque lo digamos nosotros, sino porque, mes a mes, estos dos figuran entre los coches más vendidos del país.

Por eso, ante la disyuntiva de elegir entre el Seat Ibiza o el Volkswagen Polo, enfrentamos a estos dos primos de la familia Seat y de la de los Volkswagen y los ponemos cara a cara, analizando sus puntos en común y las características que les diferencian.

Comenzamos.

Seat Ibiza o Volkswagen Polo: diseño

Sinceramente, vamos a empezar por el apartado que, para mí, es decisorio. Su apariencia. 

Ambos turismos son coches nuevos, o relativamente. Su presencia entre nosotros es de aproximadamente un año por lo que su aspecto es actual y no muestran síntomas de fatiga.

Te interesa: Skoda Fabia o Seat Ibiza

Igualmente, casi calcan sus medidas, debido a que ambos tienen su origen en la plataforma modular 'MQB', y siguen la línea de diseño de sus marcas, tanto en cuanto a herencia como respecto de, sobre todo, sus hermano mayores, los líderes de las mandas: el Seat León y el Volkswagen Golf. Casi se les puede considerar sus versiones más reducidas ya que la imagen del Seat Ibiza o de Volkswagen Polo no dejan lugar a dudas que están inspirados en los modelos del siguiente escalón.

El Seat Ibiza cuenta con una expresión más dinámica, los faros con esquinas más angulosas le aportan una mayor sensación de fluidez. El nuevo Volkswagen Polo  aporta mayor madurez, quizás, incluso, sobriedad. En la zaga se replica esta sensación: unos trazados más cerrados en el Ibiza por una tendencia a los ángulos rectos en el Polo confieren a ambos un lugar entre su clientela.

Seat Ibiza o Volkswagen Polo: interior

Algo similar ocurre en los habitáculos del Seat Ibiza y del Volkswagen Polo. Se nota que sus diseños interiores están dirigidos a un público con puntos en común: un uso urbano, casi de diario, en desplazamientos cortos o medios, sin necesidad de lujos pero conectados con el exterior en todo momento, con una ocupación de uno o dos pasajeros y, testimonialmente alguno más en las butacas traseras, sin que el maletero sea un condicionante -porque el Seat Ibiza tiene un volumen de 355 litros por los 351 del Volkswagen Polo-)

Por ello, las sensaciones en el interior también son las que podrían hacer que la balanza se inclinara a la hora de decidir cuál comprar, Seat Ibiza o Vokswagen Polo. Aquí llega el punto más sorprendente, sus calidades no están para nada distanciadas. Son muy parejas.

Estar al volante de un Seat Ibiza implica sentirse a gusto, confortable y en un ambiente bien rematado. Por su parte, Volkswagen debería esforzarse un poco más para que su Polo recibiera un aire más premium sin ser de lujo ya que, aún ofreciendo unas calidades parejas  las del Ibiza, no se encuentran diferencias sustanciales.

De hecho, ambos disfrutan del nuevo sistema Digital Cockpit ya que, desde agosto, el Seat Ibiza recibe el Digital Cockpit. Gracias a la pantalla de 11,7 pulgadas en el caso del Polo y de 10,25 para el Ibiza, pueden mostrarse distintas informaciones, como indicaciones del sistema de navegación, información de los distintos asistentes, datos del ordenador de a bordo y funciones multimedia. Con la premisa de configurarlo al gusto del usurio e, incluso, con diferentes perfiles.

Seat Ibiza o Volkswagen Polo: comportamiento

Lo mejor en estas comparativas o disyuntivas como la de decidir entre cuál comprar, Seat Ibiza o Vokswagen Polo es elegir una configuración y probarla en ambos vehículos.

Aquí tienes la prueba del Seat Ibiza 2017 1.0 TSI

Por eso, tomando como referencia el bloque 1.0 TSI común para ambos modelos, he de decir que el comportamiento de este motor es más satisfactorio en el Seat Ibiza. El coche se siente más dinámico, ligero e, incluso rápido, gracias a una dirección muy acertada. El movimiento del volante es eficaz lo cual permite giros, tanto en movimiento como en parado, que, coordinados con el motor, ofrecen una mayor satisfacción en el modelo de origen español.

El Volkswagen Polo aporta una sensación de mayor tranquilidad. Quizas el adjetivo adecuado sería 'progresivo', es menos instantáneo. Las direcciones son ligeras pero el comportamiento del Volkswagen Polo sea más aplomado.

En ambos casos los chasis son bastante comunicativos, lo cual no permite decantar cuál comprar, Seat Ibiza o Vokswagen Polo. El del Ibiza algo más, lo que permite buscar una conducción más espirituosa sin que, en ningún caso, hablemos de coches con comportamiento deportivo pero sí dinámico.

Seat Ibiza o Volkswagen Polo: motores

Te interesa: Prueba: Volkswagen Polo 1.0 TSI 115 DSG

Volviendo al tema de los motores de esta comparativa 'cuál comprar, Seat Ibiza o Vokswagen Polo', el grupo Volkswagen sigue apostando, a pesar del escándalo del ‘Dieselgate’, entre la opción de diésel o gasolina, además de encontrar variantes como coches híbridos en ambos modelos.

¿Un Seat Ibiza híbrido? y ¿también un Volkswagen Polo híbrido?, pues sí, pero no electrificado, sino como vehículo impulsado a gasolina y/o GNC o, desde octubre con el nuevo etiquetado de las gasolineras GCN, gas natural en cualquier caso. Ser híbridos les permite conseguir su  corresponde su  pegatina Eco según las etiquetas DGT, un distintivo muy útil, sobre todo, los días o en las ciudades con restricciones al tráfico, como la zona APR de Madrid a partir de noviembre.

Sea como fuere, los motores en el Seat Ibiza ofrecen cuatro versiones de gasolina de 75, 95, 115 y 150 CV, añadiendo además la atractiva versión TGI movida por gas natural comprimido así como dos mecánicas diésel de 95 y 110 CV. En el caso de los motores del Volkswagen Polo los bloques de gasolina producirían 65, 75, 95 o 115 CV mientras que en diésel las opciones se reducirían a 80 ó 95 CV además del híbrido de 90 CV para ambas marcas.

Seat Ibiza o Volkswagen: precio

No te pierdas: Prueba Seat Ibiza TGI 2018

El protocolo WLTP en España nos ha vuelto locos este verano y, hasta el mismo 1 de septiembre, hemos tenido dos meses moviditos en cuanto a posibles coches víctimas de la nueva homologación y a ofertas o bajas de precio en determinados modelos.

Por eso, según los precios actualizados de los configuradores de ambos coches, el precio del Seat Ibiza más barato para el acabado Reference Plus de 12.540 euros. Por su parte, el precio del Volkswagen Polo más barato parte 14.740 de la variante Edition, ambas marcas fijan estos precios con sus condiciones y descuentos ya aplicados.

Seat Ibiza o Volkswagen: conclusión

Como decía antes, y siempre digo, a la hora de elegir qué coche comprar, Seat Ibiza o Vokswagen Polo, mi experiencia al volante en ellos decantaría mi elección.

Es cierto que, en cuanto a la imagen, el Seat Ibiza me resulta más atractivo también porque la sobriedad del Volkswagen Polo le aleja de mis preferencias. 

Los acabados interiores no distan mucho, pero quizás por eso, un mayor coste entre versiones similares del Polo, concederían al Seat Ibiza una calidad precio más competitiva.

Al volante, ambos son coches correctos, con unos ajustes muy bien afinados que acaban haciendo de ambos caso coches cómodos de utilizar a diario, pero el dinamismo del Ibiza no lo tiene el Polo.

Con todo ello, mi elección en cuanto a cuál comprar, Seat Ibiza o Vokswagen Polo, sería por el primero sabiendo que comprar un Polo sería una más que correcta opción.

Lecturas recomendadas