Pasar al contenido principal

¿Cuál es mejor, Jeep Compass o Seat Arona?

Segmento B SUV contra C SUV, ¿por cuál de las dos tendencias más populares del mercado hay que decantarse?

Imagen de perfil de Álex Morán

Por si el segmento de los SUV compactos no fuera ya el más competido de todo el mercado automovilístico actual, las marcas, conscientes del dinero que mueve, no dejan de lanzar nuevos modelos para intentar hacerse con una parte del suculento pastel. Así, con cada vez más opciones, la variedad es amplísima y cuesta decidirse. Uno de los últimos en sumarse a la lucha ha sido el Seat Arona (prueba Seat Arona FR 2017) y, aunque se encuentra en el subsegmento B, hoy vamos a hacerle una prueba de nivel poniéndolo frente a frente con un de sus rivales del C, el Jeep Compass (aquí tienes la prueba del Jeep Compass 2017). Una alternativa más a la lucha entre Jeep Compass y Dacia Duster que te proponíamos el otro día.

Lógicamente el primer elemento diferenciador a la hora de decantarse por uno u otro es el de las dimensiones. El nuevo Seat Arona es un modelo más pequeño con una longitud de 4.138 mm, una altura de 1.552 mm y una anchura de 1.780 mm, lo que supone una ventaja sobre el Jeep a la hora de maniobrar y aparcar. Pero el Compass (4.394 x 1.635 x 1.819) gana puntos porque al ser más grande cuenta con una mayor habitabilidad para los pasajeros así como con un maletero que cubica hasta 438 litros, con una sensible mejora sobre los 400 del español.

A nivel mecánico el Arona, prácticamente un recién llegado, presenta una oferta muy limitada, y es que solo hay disponibles dos bloques gasolina 1.5 TSI de 95 y 115 CV (los diesel saldrán al mercado más adelante) y, aunque se pueda optar por transmisión manual o automática, solo cuenta con tracción delantera. El Compass, sin ser un 4x4 de pro, cuenta con mejores cualidades para salir del asfalto, como una mayor altura libre al suelo y tracción integral, por no hablar de la variante Trailhawk. Además, su gama de motores es más variada y más potente: dos 1.6 Multijet II de 120 y 140 CV, un 2.0 Multijet II de 170 CV y dos gasolina 1.4 Turbo MultiAir II de 140 y 170 CV.

¿Cuál comprar: Seat Arona o Renault Captur?

Donde sí están bastante parejos es en el apartado tecnológico y de equipamiento. Obviamente depende del acabado elegido en cada caso, pero ambos todocaminos cuentan con numerosos elementos, ya sea de serie o como extra. El Seat tiene sistema FullLink compatible con smartphones, una pantalla táctil a color de ocho pulgadas, aparcamiento automático, sistema Front Assist, acceso y arranque sin llave, sensores de luz y lluvia, asistente de arranque en pendiente… El Jeep, por su parte, permite elegir entre tres sistemas de infoentretenimiento con pantallas de 5 a 8,4 pulgadas, control de crucero, cámara trasera, mantenimiento de carril, detector de ángulo muerto, aparcamiento automatizado, etc.

 

 

Como cabría esperar, la diferencia de precio entre ambos es un factor importante y que deriva de su pertenencia a segmentos diferentes. Obviamente el Arona se presenta como la opción más asequible, que arranca en 17.300 euros (aunque su promoción de lanzamiento lo sitúa por debajo de los 14.000), mientras que el Compass es sensiblemente más caro, con un precio de acceso que ronda los 25.000 euros.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear