Pasar al contenido principal

Cuando el Renault Zoe no iba a ser un eléctrico

Renault Zoé Concept 2005

E iba a ser bastante revolucionario...

Cuando hablamos del Zoe, normalmente nos referimos a un pequeño coche eléctrico de Renault que puede encontrarse de manera relativamente frecuente en el centro de algunas ciudades. Sin embargo, no siempre fue concebido así y este prototipo de 2005 lo demuestra.

Este es el Renault Zoé concept que se dio a conocer hace 16 años en el salón de Ginebra. Se fabricó como un utilitario de tres plazas y en ningún momento se contempló la opción de que fuese propulsado de manera eléctrica. Eso llegaría unos pocos años después, con los prototipos que dieron lugar al Renault Zoe actual.

En este caso, el coche se había fabricado con un motor turbo de 1,2 litros que desarrollaba 100 CV y era una versión temprana del que montarían el Twingo, el Modus y el Clio del año 2007.  Sin embargo, puede que esta sea la peculiaridad menos llamativa de este coche, ya que incluso la distribución de su interior es algo digno de mención. 

El Zoé concept contaba con tres asientos y detrás se colocó una banqueta curvada. Así, en el área en el que debería haberse colocado uno de los asientos traseros, se situó una zona de carga. Aquí podíamos depositar lo que quisiéramos y era posible acceder independientemente a ella a través de la ventanilla, la cual se podía abrir sin que fuese necesario operar cualquier otra cerradura del coche.

Pero hay muchos más detalles curiosos en este prototipo, eso sí. Este utilitario de 3,5 metros contaba con unas puertas que se abrían de forma diferente, ya que la del copiloto solo se podía deslizar para favorecer el acceso a la plaza trasera. Además, bajo el mando del limpiaparabrisas se colocó una zona en la que colocar una tarjeta que le dijera al coche nuestras preferencias musicales, así como de posición de los asientos o la calefacción. Asimismo, otra característica interesante eran las zonas laterales del techo, de cristal, que podían abrirse para un acceso más sencillo de los ocupantes.

Sin duda, la idea del Renault Zoé concept era interesante, pero no salió adelante y al nombre solo se le quitó la tilde para ser reutilizado en el nuevo eléctrico de la marca. Un nombre no exento de polémica, eso sí, ya que en 2010 los padres de dos niñas llamadas Zoe Renault demandaron a la firma porque podrían recibir burlas en la escuela. Sin embargo, no ganaron en los juzgados.

Sobre el prototipo, casi todo quedó en 2005, aunque es inevitable ver una influencia en el Twingo de apenas dos años después. Fue una lástima que no contara con aquellas curiosas características que hicieron de este un modelo tan llamativo, eso sí.

Buscador de coches

Y además