Pasar al contenido principal

Cuidado, estos son los coches que más dinero están perdiendo

Un monovolumen es una mala inversión.

Imagen de perfil de Álex Morán
Citroën C4 SpaceTourer

Que al comprar un coche nuevo y sacarlo del concesionario estamos perdiendo dinero es algo que todos tenemos claro, sin embargo, no todos se devalúan lo mismo ni igual de rápido. Un estudio realizado por Rastreator ha puesto de manifiesto cuáles son los coches que más dinero están perdiendo, y los que van en último puesto son unos con los que el mercado ya se ha cebado bastante.

VÍDEO: Los cinco mejores monovolúmenes de 2017

De media, un coche se deprecia un 25% durante su primer año de vida, que es el periodo en el que se produce la pérdida de valor más acusada, para ser más contenida en los años siguientes. Aunque un cuarto de su valor de compra pueda parecer mucho, en ciertos segmentos y vehículos concretos la depreciación durante los primeros 12 meses puede llegar a ser incluso del 40%.

Después, entre el segundo y el quinto año en la calle, la depreciación total oscila entre el 30,9 y el 54,1%, por lo que hay coches que, en apenas un lustro, valen apenas la mitad que cuando fueron sacados de fábrica.

Leyendas urbanas, ¿cuál fue el primer monovolumen?

Pero, ¿cuáles son los coches que más dinero están perdiendo? Unos que ya han visto su situación actual reducida a una importancia marginal, los monovolúmenes. Durante el primer año pueden depreciarse hasta un 36,2%, llegando hasta el 63,9% tras los cinco años.

El caso opuesto son los coches micro, que mantienen su valor residual durante más tiempo. En los primeros 12 meses solo se deprecian un 12,3%, cifra que llega al 20,1% en el segundo y que se queda en el 46,8% al cabo de cinco años.

No sorprende, por ende, comprobar que es el Citroën C4 SpaceTourer el modelo que más se devalúa en los dos primeros años: un 49,8% (ya pierde el 43,9% en el primero). Su antítesis en el Mini, que apenas pierde un 15,7% de su valor en los dos primeros años. Siguiendo la progresión, el Citroën perdería un 67,5% de su valor en el primer lustro y el que mejor lo aguantaría es el Renault Clio, con una devaluación del 42,4%.

Lecturas recomendadas