Pasar al contenido principal

La DGT anuncia los tres nuevos límites de velocidad que entran en vigor el 11 de mayo

Ciudades a 30

A finales de 2020, la DGT hizo pública una amplia reforma de la Ley de Tráfico que tenía como objetivo mejorar la seguridad vial de las carreteras nacionales. Una serie de cambios que fueron aprobados poco después, pero que están entrando en vigor de forma progresiva. Así sucederá con una de las modificaciones de mayor calado: estos son los tres nuevos límites de velocidad que entran en vigor el 11 de mayo.

Un martes y seis meses de su publicación. Esa será la fecha oficial en la que cambiará el paisaje de muchas ciudades, sobre todo de aquellas que, por ahora, no han rebajado los límites de sus calles. Y es que la Dirección General de Tráfico ha querido cierto margen para que las distintas localidades adapten su señalización y los ciudadanos tengan tiempo de conocer la normativa.

Hasta ahora, el límite de velocidad genérico en las ciudades estaba fijado en 50 km/h. A partir del 11 de mayo esta cifra quedará reservada para las vías de gran capacidad que tienen dos o más carriles para cada sentido. Con el objetivo de erradicar la mortalidad en accidentes urbanos y evitar tanto los atropellos como sus consecuencias, llegarán dos nuevas limitaciones: a 30 km/h y a 20 km/h, dependiendo de la calle.

Madrid 30 km/h

30 km/h

Este es el límite escogido para las vías que tienen un único carril por sentido, que ya está siendo aplicado en muchas ciudades españolas como, por ejemplo, Bilbao o Zaragoza. Cabe destacar que las zonas reservadas para determinados vehículos o usuarios (como los destinados al transporte público) no se cuentan.

Las sanciones, en consecuencia, también cambiarán: circular a 31 km/h será considerado como una infracción grave que estará castigada con una multa de 100 euros sin pérdida de puntos en el carnet de conducir.

Límite 30 km/h en ciudad: por esta razón lo defiende la DGT

20 km/h

Este nuevo límite será el que regule el tránsito en las vías de plataforma única, es decir, aquellas calles en las que la acera y la calzada están unificadas y, por lo tanto, peatones y vehículos comparten espacio aunque la preferencia siempre es de los primeros. En este caso las sanciones llegarán cuando se superen los 21 km/h y comenzarán con las mismas cantidades que en el caso anterior: 100 euros sin resta de puntos.

Adaptar los límites

Por último hay que tener en cuenta que los ayuntamientos tendrán potestad para reducir estas nuevas velocidades genéricas si lo consideran necesario y siempre que, previamente, instalen la señalización que anuncia un límite distinto. A esto hay que añadir que, en algunos casos excepcionales, la velocidad se podrá aumentar hasta 50 km/h en las vías con un único carril por sentido.

Más:

DGT

Buscador de coches

Y además