Pasar al contenido principal

La DGT da las instrucciones para colocarse el cinturón embarazada

Cinturón para embarazadas

DGT

Si estás embarazada, existe una forma específica de colocarse el cinturón

La DGT ha aclarado la forma en la que las embarazadas deben abrocharse el cinturón en un coche, independientemente del lugar que ocupen en el vehículo. Se trata de una medida de seguridad que no solo protegerá a la persona, sino también al bebé.

Desde diversos estudios afirman que los accidentes de tráfico podrían causar la interrupción de entre 200 y 700 embarazos anuales. Además, según el Artículo 117 del Reglamento General de Circulación, el uso del cinturón es obligatorio en todas las situaciones, por lo que no llevarlo no es una opción.

Un cinturón consta de dos bandas y una posible holgura (que no debe existir). La banda inferior debe colocarse por debajo del abdomen, ajustándola al máximo sobre la parte ósea de las caderas. La banda diagonal, por su parte, debe recorrer el hombro sin llegar a tocar el cuello, justo entre las mamas sin apoyarse en ninguna de ellas y rodeando el abdomen.

No se debe hacer caso a fuentes externas a entidades de seguridad o de la Dirección General de Tráfico, ya que las autoridades han podido constatar verdaderas barbaridades en foros de internet y algunos post de redes sociales.

No se puede, por tanto, utilizar solo la banda diagonal o sentarse sobre ella, colocar cojines, pinzas o pegar el cinturón al cuello. Estos procedimientos, en caso de accidente, pueden ser fatales para la mujer y el retoño.

Además, cabe destacar la importancia de un buen ajuste del asiento, que debe regularse en altura y distancia lo suficiente como para que existe una buena separación con el volante o el salpicadero. Tampoco se debe desconectar el airbag del asiento delantero, la conducción debe ser relajada y en trayectos cortos y siempre que se pueda, junto a un acompañante.

Finalmente, si se sufre un accidente, por leve que sea, es recomendable asistir a un hospital para realizar las pruebas pertinentes a la embarazada, debido a que pequeños impactos o retenciones del cinturón pueden causar daños que aumenten las posibilidades de un parto prematuro, daños al feto, etc.

Etiquetas:

Motor Seguridad DGT

Y además

Buscador de coches