Pasar al contenido principal

La DGT usa un Audi A3 para esconder un radar Velolaser

Un Audi A3 de color rojo ha sido avistado portando un radar Velolaser, esos pequeños dispositivos que de un tiempo a esta parte utiliza la DGT para cazar a aquellos conductores que rebasen los límites de velocidad.

Imagen de perfil de Jorge Morillo
Velolaser

En poco tiempo los radares Velolaser se han hecho famosos. Son pequeños dispositivos de menos de 50 centímetros de altura que pueden colocarse casi en cualquier lado. Además pueden ser operados a distancia, con lo que no es necesario que la patrulla esté junto al aparato. Aunque hay veces que sí lo está, como es el caso del Audi A3 de color rojo que ha sido avistado. Puede que no siempre utilicen el mismo coche, pero por si acaso te avisamos. Estaba situado además en una zona de 30 km/h de límite.

La información parte de una foto publicada en Twitter por SocialDrive, que se ha hecho famoso por su aplicación de información del tráfico en tiempo real para smartphones. Con ella estarás informado de los radares, controles y demás incidencias a lo largo y ancho de toda España. Incluso los Velolaser están identificados.

Los radares Velolaser son bastante avanzados, ya que pueden controlar dos carriles de diferente sentido al mismo tiempo. Además son capaces de registrar velocidades de hasta 250 km/h, y pueden diferenciar entre los distintos tipos de vehículos para poder aplicar el límite que les corresponde a cada uno. En cuanto a la operación remota que permiten, lo hacen usando un dispositivo con conexión WiFi o 3G/4G.

También podemos contaros que este tipo de dispositivos se utilizarán para dos tipos de controles. Los primeros son los llamados selectivos, en los que el radar se coloca separado del oficial. El objetivo de este método es controlar los grandes excesos de velocidad y posibles delitos contra la seguridad vial. En este caso el radar estará ubicado de forma discreta y no tiene que estar señalizado. Eso sí, el umbral de la captura de infracciones se situará a partir de las multas que lleven aparejadas pérdida de puntos. En segundo lugar están los controles genéricos, en los que el radar se situará junto al vehículo oficial o adosado a él. Éste debe ir uniformado para incrementar la seguridad subjetiva del control.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además