Pasar al contenido principal

Dyson hará coches eléctricos... y los hará en Singapur

Ahí, acechando a Tesla...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Dyson: el fabricante de aspiradoras que se pasa a los eléctricos

Dyson fabricará coches eléctricos y lo hará en Singapur. El fabricante de aspiradoras -entre otros electrodomésticos como secadores, por ejemplo- ya había anunciado hace una temporada sus intenciones de lanzarse al mundo del automóvil y parece que ya están listos para dar el siguiente paso antes de que llegue el primero de los vehículos, estimado para 2021.

No te pierdas: Los coches eléctricos de 2018 que puedes usar a diario

La primera fábrica de coches de Dyson en Singapur quiere volver a convertir a este país en productor de automóviles, algo que ya hacía hasta la década de 1980 con Ford. Pero, ¿qué les ha llevado a tomar esta decisión sobre los coches eléctricos?

Pues principalmente las cadenas de proveedores disponibles, el acceso a los mercados y la experiencia en la zona les han llevado a tomar esta decisión de instalarse en el Sudeste Asiático, ya que todo eso ayudará también a reducir los costes.

 

 

Hay que destacar también que Dyson ya posee una planta de fabricación de motores eléctricos en Singapur, en la que trabajan 1.100 personas y en la que se fabrican 21 millones de unidades de este tipo de propulsores. Y también tiene algunas centrales de producción en Filipinas y Malasia, esta última conectada por carretera con Singapur a través de dos puentes. 

 

¿Son los coches eléctricos de Dyson un verdadero atractivo para Singapur?

Realmente no, ya que se estima que en el Sudeste Asiático solo se conseguirán vender 142 coches eléctricos este año, según datos de la consultora LMC Automotive. Por el contrario, las ventas en China podrían alcanzar 700.000 unidades, más del doble de lo que se venderá en Estados Unidos y Europa juntos. 

Sin embargo, aunque el atractivo de los coches eléctricos de Dyson en Singapur no sea demasiado, este país cuenta con uno de los puertos más ajetreados del mundo, de manera que un vehículo producido en él puede estar en China en una hora, o en otros mercados donde los eléctricos sí tienen tirón como Corea del Sur o Japón.

 

 

Y esto es muy importante si tenemos en cuenta que el que puede ser uno de sus grandes rivales, Tesla, ha hecho una gran apuesta por China, firmando un contrato con el gobierno de Shanghái para tener a su disposición 860.000 metros cuadrados en los que construir una gigafactoría

Por último, la propiedad intelectual ha jugado otro punto a favor en la instalación de la fábrica de coches eléctricos de Dyson en Singapur, ya que la importancia que se le da allí a este punto es muy fuerte. “Esto es definitivamente una gran ventaja. Cuando estás en China, no puedes relajarte con esta parte”, explica Shantanu Majumdar, director regional de la consultora JD Power. 

 

Lecturas recomendadas