Pasar al contenido principal

Energy Observer: el barco de Toyota más sostenible... ¡de hidrógeno!

Y no es un Avensis con la suspensión reventada.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Energy Observer: el barco de Toyota propulsado por hidrógeno

Que el sello nipón sigue apostando por las energías alternativas para mover el automóvil del futuro es innegable... y que sea una de las marcas que han abandonado el diésel no hace más que confirmarlo. ¿Creías que su ofensiva sólo pasaba por tener una de las gamas de coches híbridos más completas? Te equivocas: aquí tienes el barco de Toyota, que se mueve gracias a la energía obtenida del hidrógeno y hará un tour mundial antes de atracar definitivamente para los Juegos de Tokio 2020. En serio. 

Alonso y Toyota consiguen una victoria histórica en las 24 Horas de Le Mans 2018

Bajo las órdenes de nuestro colega ‘Morizo’ la marca de coches japonesa está dando un cambio de rumbo de lo más interesante: además de tener confirmada la llegada del nuevo Supra, parece que en Toyota están más que convencidos de traer de vuelta a modelos tan emblemáticos como el Celica y el MR2... para darle forma a un catálogo que recupere la chispa que tenían los de Aichi en los gloriosos años 80 y 90. Ahora parece que han decidido rizar aún más el rizo aliándose con la embarcación Energy Observer que, surcando los mares de medio planeta, quiere demostrar que es posible navegar empleando nuevas formas de energía que no produzcan daño al entorno. Oh, sí. 

 

 

El barco de Toyota está alimentado por diversas fuentes de energía renovables que incluyen las placas solares y la obtención de hidrógeno tomando como materia prima el agua del mar, ahorrando así una buena cantidad de peso al eliminar las baterías de la ecuación -sus motores son eléctricos- y permitiendo navegar aprovechando todos los recursos naturales disponibles en la naturaleza. ¿Su objetivo? Surcar el líquido elemento que baña las costas del Mediterráneo y el norte de Europa durante dos años para llegar a tiempo de inaugurar los Juegos Olímpicos de Tokio que tendrán lugar en 2020. 

"Estamos muy contentos de poder contar con la firma de coches japoneses en esta misión", declaraba Victorien Erussard, fundador y capitán del barco de Toyota junto a Jérôme Delafosse. "Compartimos la visión del hidrógeno como la clave para acelerar la transición energética, una visión que queremos llevar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020”. Por su parte, Matt Harrison -vicepresidente de la división de ventas y marketing del brazo europeo del fabricante, afirmaba que "el Energy Observer es una iniciativa muy ilusionante y estamos encantados de colaborar con un equipo tan apasionado y dedicado. Este proyecto demuestra una vez más los muchos usos prácticos del hidrógeno que se pueden desarrollar en el camino hacia una sociedad a base de hidrógeno”. 

¿Cómo te has quedado? Ahora tener un barco propulsado por energías alternativas no estará reservado solo a quienes tengan un Prius con los amortiguadores pidiendo tiempo muerto. 

 

¿Te apasiona Toyota? Aquí tienes todos los modelos de su gama

Lecturas recomendadas