Pasar al contenido principal

Fabricantes como BMW, Audi y Mercedes registran precios récord en sus modelos mientras cae la producción

Mercedes EQS
La crisis de suministros provoca que los fabricantes prioricen la producción de modelos más caros y rentables

Los coches de BMW, Audi y Mercedes han alcanzado precios récords en 2021, especialmente los modelos de lujo de estas compañías.

El motivo es la escasez de semiconductores que lleva afectando al sector desde hace meses. 

La crisis de suministros ha provocado que estos fabricantes tengan que optar por modelos más rentables para sus intereses, o lo que es lo mismo, más caros para los consumidores.

Tal y como desvela el diario Financial Times, los ingresos por automóvil vendido  de BMW, Audi y Mercedes han aumentado un 25% de media en comparación con el año 2019.

Esta tendencia ya se podía intuir antes de la pandemia de coronavirus: en 2019 los fabricantes alemanes empezaron a producir menos vehículos de los que podían vender, y esta brecha ha ido aumentando a medida que la crisis de suministros se ha agravado.

Debido a que se producen menos vehículos, los precios de estos resultan mucho más elevados, algo que también ocurrió durante la crisis de 2008, aunque en menor medida que en esta ocasión.

El aumento de ingresos por cada coche vendido es notable en cada una de estas compañías.

En 2019, la media de ingresos de Mercedes-Benz era de 38.000 euros por cada vehículo vendido, mientras que en 2021 ha llegado a los 54.000 euros.

Audi no se queda atrás: ha pasado de una media de ingresos de 46.000 euros por cada coche a un promedio de 57.500 euros, y todo ello en un período de apenas 2 años.

El caso de BMW es algo más modesto, pues ha podido sortear mejor la crisis de semiconductores y no ha ralentizado tanto sus producción.

Los ingresos de BMW por cada coche vendido han pasado de una media de 36.000 euros en 2019 a una de 38.000 euros en 2021.

Estos datos son todavía más llamativos si se comparan con la capacidad de producción de dichas compañías. Por ejemplo, las ventas de Mereces se han reducido un 30% en el tercer trimestre de 2021, pero sus beneficios en este período sólo han bajado un 1%.

Este hito se consigue por la decisión de priorizar la producción de modelos más caros. Es decir, los chips disponibles se han ido colocando en vehículos de alta gama y mayor margen de beneficios.

Fuentes de estas compañías aseguran que continuarán aplicando la misma estrategia incluso cuando se supere la actual crisis, según confirma el Financial Times.

Un último punto a destacar es que compañías como BMW, Audi o Mercedes se han visto también favorecidas por el aumento récord en el precio de los coches de segunda mano.

Esto también juega a favor de la compra de automóviles nuevos, pues se vuelve más atractiva al ser el mercado de coches usados demasiado caro para el gusto de numerosos conductores.

Una historia publicada originalmente en BUSINESSINSIDER.es

Etiquetas:

Lujo SUV de lujo

Y además

Buscador de coches