Pasar al contenido principal

¿El fin de la burbuja de los coches eléctricos? Polestar cae tras dar un subidón en bolsa el día de su estreno

Polestar sale a bolsa

La compañía sueca empezó a cotizar en el Nasdaq el pasado 24 de junio

La tibia recepción de Polestar, la última compañía de vehículos eléctricos que cotiza en bolsa en los Estados Unidos, está enviando un mensaje siniestro a otras nuevas empresas: la purga no ha terminado. La marca sueca empezó a cotizar oficialmente en el Nasdaq con el código “PSNY” el 24 de junio de 2022.

Sí, la industria automotriz debe transformarse a medida que los precios del petróleo se disparan y la necesidad de un transporte más limpio se vuelve cada vez más evidente. Pero la inflación galopante y la recesión económica que se avecina están haciendo que los inversores desconfíen de las inversiones especulativas. Ahí están incluidos los fabricantes de vehículos eléctricos.

La tibia bienvenida de Polestar (las acciones subieron un 16 por ciento en su primer día de cotización el viernes y luego cayeron un 15 por ciento el lunes) es la última evidencia de ese escepticismo. El fabricante de automóviles eléctricos sueco se hizo público después de fusionarse con la empresa de cheques en blanco Gores Guggenheim. 

La valoración de mercado de Polestar, que fue cofundada por Volvo Cars y Zhejiang Geely Holding en 2017, se situó en unos 24.000 millones de dólares al cierre del lunes. Además, cabe comentar que la compañía de Suecia acaba de estrenar uno de sus modelos estrella, el Polestar 5, que es un vehículo 100% eléctrico.

"Las acciones de vehículos eléctricos se beneficiaron enormemente de la abundancia de liquidez que había estado circulando por el sistema durante dos años", dijo Matthew Maley, estratega jefe de mercado de Miller Tabak + Co. "Ahora que esta liquidez está desapareciendo, los inversores tendrán que revaluar estos nombres de vehículos eléctricos".

Las condiciones de mercado más estrictas son sólo uno de los obstáculos que enfrentan las nuevas empresas. Los desafíos son múltiples, con el aumento de los costos de las materias primas, la escasez de la cadena de suministro que se niega a disminuir y los altos precios de los automóviles amenazan con afectar la demanda. 

Cualquier nuevo participante en la industria de los vehículos eléctricos se encuentra en una situación especialmente complicada, ya que los materiales utilizados en las baterías de los vehículos eléctricos han experimentado una de las inflaciones más intensas, lo que ha obligado a las empresas a aumentar el precio de sus ya caros automóviles, camionetas y SUV.

Además de eso, los fabricantes de automóviles aún no tienen bases de clientes leales en las que apoyarse. Esa es una gran ventaja para incondicionales como GM, Ford o incluso el líder del mercado de vehículos eléctricos, Tesla.

Thomas Ingenlath, CEO de Polestar
Thomas Ingenlath, CEO de Polestar.

"Cuando un cliente gasta esa cantidad de dinero en un vehículo, al menos quiere que sea confiable y sepa que la compañía existirá dentro de unos años", dijo Greg Martin, director gerente y cofundador de Rainmaker Securities.

Últimamente, varios fabricantes de vehículos eléctricos han visto evaporarse el entusiasmo inicial por sus acciones. Phoenix Motor cotiza casi un 11 por ciento por debajo de su precio de salida a bolsa del 7 de junio (7,50 dólares por acción). Rivian ha caído un 64 por ciento desde su debut en noviembre. Y Luxemburgo ha perdido más del 90 por ciento desde que cotiza en los EE. UU.

Sin embargo, las valoraciones de mercado de las nuevas empresas de vehículos eléctricos Rivian o Lucid aún no reflejan completamente todos los riesgos, dijeron los expertos. Rivian está actualmente valorado en alrededor de 26 mil millones de dólares (24.700 mil millones de euros), mientras que Lucid Group se sitúa en alrededor de 31 mil millones de dólares (29.400 mil millones de euros). 

En comparación, el Ford centenario, que tiene una gran cantidad de vehículos eléctricos que saldrán en los próximos años, tiene un valor aproximado de 48 mil millones de dólares (45.600 mil millones de euros).

¿Quieres conocer la nueva berlina eléctrica de la sub marca de Hyundai? Así es el Ioniq 6

Las acciones de Rivian cotizan a un múltiplo de 129 veces sus ventas y las de Lucid a 359 veces. Para Ford, ese número ronda las 0,4 veces, según datos de Bloomberg. Para el pionero de los vehículos eléctricos Tesla, a menudo criticado por su alta valoración, el múltiplo de precio de venta es 12.

"Todo el sector de los vehículos eléctricos, incluido Tesla, sigue sobrevalorado en función de las métricas convencionales", dijo Steve Sosnick, estratega jefe de Interactive Brokers. 

Si bien los inversores todavía están dispuestos a pagar una prima por la perspectiva de un futuro EV, ciertamente no todas las nuevas empresas pueden cumplir la promesa que el mercado está valorando, dijo Sosnick. "Eso promete más cambios en el futuro a medida que los inversores perjudican a los eventuales ganadores y perdedores".

Polestar

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además

Buscador de coches