Pasar al contenido principal

El Ford Fiesta podría desaparecer en 2023... y no te gustará su reemplazo

Malas noticias. Maldita sea.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Ford Fiesta ST

¿Qué tal llevas la semana? En realidad no importa, porque vengo a estropeártela: el Ford Fiesta podría desaparecer en 2023... y su lugar en la planta de Colonia será ocupado por algo que no te hará demasiada gracia. Sus nuevos coches eléctricos. Sí, va en serio. Y sí, yo también acabo de destrozar la pantalla del ordenador en un ataque de ira. 

Prueba del Ford Fiesta 2017

Aunque la generación actual del utilitario de Ford lleva con nosotros muy poco tiempo -¿conoces las claves para enamorarte del nuevo Fiesta ST?-, es habitual que las marcas de coches siempre articulen sus planes de acción con dos o tres pasos de antelación... y por eso hay quien ya sabe cuándo llegará el final de su vida comercial. Según afirman nuestros colegas del diario de información económica Handelsblatt tras charlar con Gunnar Herrmann -el mandamás del sello del óvalo en Alemania- será en 2023 cuando veamos llegar a su fin al séptimo capítulo de uno de los mayores rivales del Seat Ibiza. Que podría no tener continuación. ¿La razón? La de siempre: los malditos eléctricos. 

 

 

Sé que te aterra la idea de que el Ford Fiesta pueda desaparecer en 2023 pero, en realidad, podría formar parte de un plan bastante inteligente: con arreglo a lo expuesto por nuestros compañeros alemanes, la idea de la compañía es invertir unos 4.000 millones de euros durante los próximos cinco años en el desarrollo de hasta 13 vehículos completamente eléctricos que, para 2020, ya deberían tener al menos un producto propio que no formara parte de la gama de ninguno de los ofrecidos ya por la compañía de Detroit. ¿Te parece una auténtica locura? Estás en lo cierto... y por eso incluso Herrmann prefiere no pillarse los dedos al hablar de fechas: "todo podría acelerarse si las ventas crecieran de un modo fuerte. Por el momento no son automóviles demasiado rentables". 

Amantes del Ford Fiesta, no cantéis victoria: aun sabiendo que nadie en la directiva de la firma creadora del Focus RS quiere dar un paso en falso, es previsible que el estado alemán en el que se encuentra la factoría de Colonia aporte una buena inyección de pasta en forma de subvención para promover y facilitar la compra de los vehículos eléctricos. Y la cosa no pinta mal: el actual Ejecutivo del país planea ampliar su red de carga a 100.000 puntos fomentando, de paso, las nuevas vías de transporte que llegan de la mano del carsharing. No te gusta. A mí, tampoco. El precio a pagar es demasiado alto. Y el de la luz, también. ¡Ay!

 

VÍDEO: ¿qué harías si te dejaran un Focus RS? 

 

¿Buscas coche nuevo? ¡Aquí tienes a todo el mercado!

Lecturas recomendadas