Pasar al contenido principal

¿Un Ford Mustang clásico totalmente eléctrico? ¡Y tanto!

Charge Automotive es la empresa responsable de un proyecto que ha llevado a un Ford Mustang clásico a contar con un motor eléctrico. Y sí, se va a fabricar en serie.

Imagen de perfil de Jorge Morillo
Ford Mustang

El actual Ford Mustang es todo un 'muscle car' dotado de un enorme motor de gasolina -hablamos del V8, claro- que tiene a medio mundo enamorado. Nada de sumarse a la lista de coches eléctricos o coches híbridos que cada día se agranda. ¿O sí? Seguro que el futuro del deportivo americano pasa por algún tipo de motor cero emisiones, aunque todos y cada uno de nosotros deseará que este momento tarde en llegar. Aunque por otro lado, ya está con nosotros. ¿Cómo? Sí, lo que lees.

La explicación a todo esto la encontramos en Londres. Allí está afincada una empresa que responde al nombre de Charge Automotive, responsables de transformar un Mustang clásico de los años 60 y convertirlo en un eléctrico con todas las letras. Y no creáis que ha sido una obra extraña para que los diferentes medios de comunicación lo saquemos, sino que pretenden lanzar 499 unidades al mercado, eso sí, a un precio de partida de 200.000 libras, que al cambio actual son casi 235.000 euros.

Te interesa: Probamos el Ford Mustang Bullit

El motor eléctrico de este Ford Mustang tan especial está a la altura de lo que se espera. No puede ser de otra forma, pues un 'muscle car' que no asuste al hundir el pedal derecho no tiene sentido. De esta forma encontramos 300 kW de potencia, que equivalen a algo más de 400 CV, y un monstruoso par máximo de 1.200 Nm. Estas cifras cobran todavía más sentido cuando nos enteramos que esta bestia es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,09 segundos, lo que no impide que anuncie una autonomía de 200 kilómetros. Para ello, el propulsor se alimenta de una batería de 64 kWh de capacidad.

VÍDEO: Todos los prototipos del Ford Mustang desde 1962

Si aún no tienes clara la viabilidad del proyecto, debes saber que la empresa responsable de él, Charge Automotive, ha trabajado con Arrival y Roborace, por no mencionar que han contribuido en diferentes proyectos de la mano de Williams F1, McLaren o Jaguar. Así que, sí, si tienes el dinero en la cuenta corriente, quizás debas empezar a pensar que en septiembre de 2019, que es cuando sale a la venta, tienes un nuevo capricho que darte. ¿A quién no le gusta este eléctrico?

Lecturas recomendadas