Pasar al contenido principal

El Ford Mustang de 'Fast and Furious:Tokyo Drift' puede ser tuyo

Con este pepino iríamos 'a todo gas', pero por un circuito

Imagen de perfil de Javier Prieto
subasta ford mustang todo gas tokio drift

Si eres un friki de los coches de película y viceversa, estás de suerte porque del 19 al 22 de abril se subastará el Ford Mustang de 'Fast & Furious: Tokyo Drift'.

Los mejores coches de Fast and Furious

Bueno, más concretamente una de las seis unidades de 1967 adquiridas por los Estudios Universal para la tercera parte de la saga, titulada en España 'A todo gas: Tokyo Race''. Al cinematográfico pony car se le realizaron algunas modificaciones técnicas antes de lucir músculo en la pantalla. Se reemplazó su V8 por un bloque RB26DETT, biturbo, con 6 cilindros en línea, 2,6 litros y 276 CV, que pillaron de un Nissan Skyline GT-R. Del interior del Ford Mustang Fastback se mantuvieron casi todos los elementos originales.

 

 

De hecho, solo se sustituyó el freno de mano para adaptarlo a las maniobras de drifting. Eso mismo sucedió con las suspensiones, modificadas para que aguantaran los continuos derrapajes y demás piruetas sobre el asfalto. A pesar de todas estas maravillas técnicas, ojito porque de los seis Mustang Fastback empleados en el largometrajedos conservaron su mecánica V8 de serie. Y ahí viene el lío. La información de la empresa encargada de la venta, Carlisle Auctions, no especifica si el Ford Mustang de 'Fast and Furious: Tokyo Drift' que se subastará en un par de meses, monta el motor yanqui o el nipón.  

Si recuerdas, el (escaso) argumento del film giraba en torno a un jovencito, amante de las carreras de bugas. Esta afición le valió una condena de cárcel en Estados Unidos que evitó al salir pitando -nunca mejor dicho- al país del sol naciente.

 

 

Como te puedes imaginar, la cinta rezuma un permanente aroma a goma quedada y su banda sonora está compuesta por los chirridos de las ruedas. Menudas escenas de drifting. En su momento, esta producción generó bastante polémica porque en ella no aparecían los actores habituales de la franquicia. El personaje principal, Sean Boswell, lo interpretaba un tal Lucas Black, quien no se llevó el Óscar por su actuación aquel año. Pero, ¿a quién le importa eso si pudimos disfrutar con el Ford Mustang de 'A todo gas: Tokyo Race' que se subastará dentro de un par de meses? Bueno, y con otras otras joyas como el Chevrolet Montecarlo, Dodge Viper y Mitsubishi Lancer. 

Foto portada: Carlisle Auctions

Lecturas recomendadas