Pasar al contenido principal

Presentado un estudio sobre el futuro de los motores de gasóleo

La incertidumbre se centra sobre los motores de gasoil

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Bentley Bentayga nuevos motores 2018

Actualmente, vivimos un momento de preocupación y transición en cuanto a los motores usados en los coches diésel y gasolina. Las ventas de coches nuevos reflejan de que el comprador se preocupa por el tipo de motor que elegir y, por ello, en la de coches híbridos y eléctricos se refleja, aunque en porcentajes reducidos, un crecimiento constante.

¿Qué es mejor, comprar coche diésel o gasolina? Aquí nuestra opinión

Los modelos diésel están en jaque ya que han pasado de ser la alternativa a los de gasolina en cuanto a economía de consumo, a estar por debajo de los que consumen electricidad, parcial o totalmente, más con la legislación actual en pleno cambio y orientada a potenciar el uso de vehículos que reduzcan al máximo las emisiones nocivas.

Arval, que es una compañía especializada en soluciones de movilidad, ha publicado un estudio con un título bastante corto: "El libro blanco sobre el diésel: Despejando dudas sobre el diésel. Un vistazo a su futuro: enfoque y soluciones" y en cuya presentación ha contado con un grupo de expertos que han opinado sobre el tema.

La desaparición del diésel será un proceso muy largo

En palabras de Manuel Orejas, Director de Marketing y Business Developement de Arval “Creemos que habrá una disminución progresiva de su tasa de mercado. Eso sí, somos el país de la UE que, en porcentaje, más ha reducido su exposición al diésel, bajando 8,2 puntos hasta el 48%. En empresas la tasa sigue alta, en torno a un 76. La gasolina está ganando la tasa de mercado que pierde el diésel y creemos que irá creciendo mucho la hibridación, que irá subiendo desde el 3,5% actual. El eléctrico seguirá aumentando prestaciones e infraestructuras, e irá creciendo poco a poco. El 66% de las ventas de eléctricos son de empresa. La evolución hacia el eléctrico es imparable, pero la desaparición del diésel será un proceso largo”.

Puede que te interese: buscas un coche diésel barato?

Javier Castaño, Consejero Técnico en el Grupo Político en Ayuntamiento de Madrid, destacó que "El nuevo plan de calidad de aire de Madrid contempla restricciones según la tecnología del vehículo, por ejemplo, en 2025 los diésel Euro3 y gasolina Euro2 no podrán circular en Madrid; y a partir de 2020, no podrán aparcar en zonas SER fuera del barrio de residencia del dueño. También contempla la creación de un área central de cero emisiones, contorno del distrito centro, que se pondrá en funcionamiento en junio de 2018. A esa zona solo podrán acceder residentes, autorizados por residentes, cero emisiones y vehículos de carga y descarga en unas horas determinadas”.

Por su parte, Blas Vives Secretario General de Faconauto, destacó que es necesario que se favorezca “la retirada de la circulación de los vehículos antiguos, que son más contaminantes” pero también que “no se puede imputar al automóvil ser el emisor exclusivo de contaminación, hay oros emisores, como las calefacción".

Es interesante, de cara a saber qué segmentos se verán más afectados, Jesús Casanova Kindelán, catedrático de motores térmicos y técnico del INSIA, aseguró que “el diésel tiene futuro desde el punto de vista técnico. Sus problemas tienen solución tecnológica y creo que solo desaparecerá en los coches pequeños, por la repercusión del coste del motor en el coche y por el tamaño necesario para instalar sistemas”.

De nuevo Castaño añade que “el libro blanco del transporte de la UE marca dos hitos: en 2030 las ciudades deben reducir a la mitad el uso de vehículos con combustibles convencionales; que en 2050 tienen que desaparecer. En el Reino Unido y Francia apuestan por la desaparición del diésel y la gasolina en 2040. A  corto plazo no veo una prohibición taxativa del diésel. Para Manuel Orejas, “el presente es un 76% de diésel en España en las flotas corporativas. El diésel Euro6 va a tener recorrido, aunque irá perdiendo cuota de mercado; y la gasolina y los híbridos se beneficiarán de esta caída”.

¿Y qué hay de los vehículos agrícolas diésel, qué ocurrirá con los tractores más bestias?

Para Vives, “a medio plazo, a 20 años vista, tiene viabilidad tecnológica. En Europa solo un 1,4% del mercado es de vehículos eléctricos y un 5% de combustibles alternativos. Están pendientes muchos interrogantes, como el cobalto para las baterías… Y de los carburantes tradicionales siguen apareciendo nuevas reservas. Tiene que haber una transición razonable, en ese sentido la tecnología híbrida está muy consolidada y el gas también tiene su recorrido. Los fabricantes apuestan por el eléctrico pero sin saber cuándo se podrá materializar”.

 

Lecturas recomendadas