Pasar al contenido principal

El gasóleo seguirá subiendo más que la gasolina por el corte de suministro desde Rusia

cuantos-euros-menos-cuesta-ahora-repostar-un-deposito_echando-combustible
Fabricante
-

Axel Springer Spain

Los expertos indican que los precios se mantendrán hasta después del verano

Nunca una guerra trajo nada bueno. Y la de Rusia con Ucrania no va a ser excepción. El precio del gasóleo, a pesar de los remiendos del Gobierno, va a seguir subiendo. Por primera vez en una década el diésel supera en precio a la gasolina. Y está tendencia irá a más con el fin de las importaciones rusas, teniendo en cuenta que este país es el mayor proveedor de gasóleo de Europa.

Es una tendencia que se mantiene hasta ahora, pues según los últimos datos de Boletín Petrolero, el gasóleo está a 1,872 euros el litro, casi 4 céntimos más caro que la gasolina, que se sitúa en 1,837 euros. 

Los mejores SUV con motor de gasolina para comprar en 2022

Si tenemos en cuenta la bonificación de 20 céntimos del Gobierno a los carburantes -que entró en vigor el día 1 de abril y que en principio estará vigente hasta el 30 de junio- el diésel se paga a 1,672 euros el litro y la gasolina a 1,637 euros el litro.

Otro factor fundamental que impulsará los precios del diésel en las gasolineras españolas es la existencia de una mayor demanda de este combustible. En nuestro país el parque de vehículos de gasóleo es significativamente mayor que el de los vehículos que utilizan gasolina. Y evidentemente, mucho más que los híbridos o eléctricos.

Previsiones negativas

gasolineras low cost

Las previsiones no invitan al optimismo. Los indicativos de los expertos reflejan que los precios de los carburantes se mantendrán en los actuales niveles en los próximos meses. Eso significa que tanto el gasóleo como la gasolina seguirán costando unos dos euros el litro hasta después del verano.

Si nos ceñimos al periodo entre marzo y septiembre vemos que hay un aumento del consumo de carburantes. La llegada del buen tiempo provoca que la gente se mueva más por las carreteras. También el transporte de mercancías. Cuando sube la demanda, se encarecen los precios.

Este año, además, juega en contra de los consumidores la guerra de Ucrania, ya que las compañías petroleras han cortado de raíz las importaciones de carburantes desde Rusia, país que suministra grandes cantidades de combustibles a toda la UE. Las petroleras han buscado otros suministradores, por lo que no habrá problemas de abastecimiento, pero subiendo precios.

A ambos factores hay que sumar el alza del petróleo, cuya cotización arrastra siempre el precio de los carburantes. La demanda de crudo en el mundo está creciendo más que la oferta de los países productores, y ese desequilibrio deriva en un incremento de su coste.

Y además

Buscador de coches