Pasar al contenido principal

El Gobierno aprieta las tuercas al sector de la automoción subiendo el impuesto de circulación

Prueba Volkswagen Taigo 2022

Los expertos escogidos por Hacienda recomiendan tres duras alternativas

El mundo al revés. Mientras las nóminas de los españoles siguen bajando, el Gobierno de España quiere seguir apretando las tuercas a través de los impuestos. Pues bien, lo próximo que quiere subir el Estado es el impuesto de matriculación, lo que estrangularía mucho más al castigado sector de la automoción. Todo ello está recogido en el Libro Blanco para la reforma del sistema tributario.

Los fabricantes y distribuidores de vehículos han reclamado por activa y por pasiva la supresión del impuesto de Matriculación para incentivar la compra de coches nuevos. Pero ahora llegan unos denominados "expertos" escogidos por el Ministerio de Hacienda y dicen que hay que aumentar la fiscalidad en la compra de un coche. 

 El Comité de Expertos, constituido por profesionales con cátedra en Economía y Derecho Financiero y Tributario, no aconseja unificar el impuesto por comprar un vehículo con el de Circulación. Los "sabios" recomiendan tres alternativas:

La más liviana refleja que la recaudación por el impuesto de Matriculación casi duplicaría la registrada en 2021, que fue un 25% superior a la de 2020: de 468 millones de euros a 862, según los cálculos que ofrece Europa Press. La segunda opción supondría ingresar 1.846 millones de euros, o sea casi cuadruplicar la última recaudación conocida, y por último, la tercera recomendación de gravar la compra de coche nuevo se acercaría a quintuplicarla, 2.335 millones de euros. Abran juego, señores.

El primer episodio propone cambiar los tramos impositivos para incentivar la compra de vehículos nuevos de bajas emisiones, por lo que quedarían exentos los vehículos que emitieran menos de 127 gramos de dióxido de carbono (CO2). En la actualidad están exentos los que marcan por debajo de los 120 gr/km. 

Pero la subida es más exagerada a partir de esas emisiones: un 5% de gravamen hasta los 155 gr/km (ahora pagan el 4,75%); un 10% entre 152 y 175 gr/km (ahora la mayoría paga un 9,75%) y el 15% se adjudicaría a los compradores de coches con más de 175 gr/km.

Gravamen por el peso del vehículo

lexus ux nuevo suv

Por si fuera poco, continúa el baile del gravamen. Se añade una carga adicional por el peso del vehículo. Se tendría que pagar 10 euros más por cada kilogramo que exceda los 1.800 kilos, ya que los vehículos más pesados consumen más combustible y por lo tanto son más contaminantes.

Con el segundo capítulo, la inmensa mayoría de los coches que hoy no pagan impuesto de Matriculación (ni lo harían con la primera recomendación) lo abonarían, ya que solo quedarían exentos los vehículos que emitieran menos de 55 gramos de CO2 por kilómetro y los que superaran ese límite pagarían un 5% del precio del coche hasta los 127 gr/km. Los siguientes tramos abonarían un 10% (entre 128 y 152 gr/km), un 15% (153-175 gr/km) y un 20%.

Y la última propuesta elevaría a una tasa de 33 céntimos de euro por gramo de CO2 hasta los 86 gramos por kilómetro, a 20 euros por gr/km entre 86 y 111 gr/km, 44 euros entre 112 y 155 gr/km, 72 euros entre 156 y 172 gr(km y 144 euros para los que superen los 173 gr/km.

Los sabios seleccionados por Hacienda no quieren dejar títere con cabeza. También aconsejan cambiar la estructura del impuesto de Circulación. La manera sería a través de los caballos fiscales de los vehículos para que la tasa se asocie también a las normativas medioambientales de eficiencia energética o las etiquetas de la DGT. 

Según los números que ofrece Europa Press, aplicando los mismos tramos de emisiones recogidos en las propuestas que hemos explicado, la recaudación anual del impuesto de Circulación alcanzaría 2.110 millones de euros, un 13% más en el caso de la primera opción y un 29% en la segunda.

Etiquetas:

Matriculaciones

Y además

Buscador de coches