Pasar al contenido principal

La increíble historia de la limusina Mini que seguramente no conocías

Limusina Mini XXL Concept

Desde luego, su nombre no podía ser más irónico

No, la limusina Mini que estáis viendo no es el resultado de una tarde de Photoshop ni alguna construcción loca hecha por algún presentador de un programa de coches británico. Este es un Mini con todas las de la ley y fue fabricado por la marca hace ya 17 años. 

Corría el año 2004 y en Atenas se celebraban los Juegos Olímpicos. Ese fue el escenario elegido para que la marca británica presentase esta peculiar variante de su conocido urbano, que posteriormente fue mostrado en distintas localizaciones. Medía seis metros de largo y fue bautizado como Mini XXL Concept.

El Mini XXL Concept, con la bañera de hidromasaje en la trasera.ue fabricado a partir de un LaLCooper S con mejoras John Cooper Works y un carrocero de Los Ángeles fue el encargado de dar lugar a esta creación. Así, nació una curiosa limusina que podía albergar a cinco adultos en la parte trasera y contaba con todo el equipamiento que se podía esperar en aquel momento.

Así, el Mini XXL Concept contaba con una televisión de pantalla plana, reproductor de DVD, radio con reproductor de CD, un nuevo sistema de aire acondicionado, un intercomunicador para hablar con el conductor y asientos con tapicería de piel en color negro. Por supuesto, elementos que se unían a clásicos de este tipo de vehículos como el bar, situado entre los asientos delanteros y la primera fila de asientos traseros, que se colocaron en sentido contrario a la marcha.

Sin embargo, todo esto hacía que este coche fuese aún demasiado convencional. Por ello, se aprovechó el espacio restante en la trasera de esta limusina Mini para colocar nada más y nada menos que una bañera de hidromasaje. La sección trasera del techo podía desmontarse, de manera que cualquiera pudiera colocarse en esta zona. Por supuesto, la bañera contaba a su vez con un tapón en el fondo para vaciarla. Como en la de casa, vaya.

Limusina Mini XXL Concept, con una bañera en la parte trasera.
La limusina Mini XXL Concept, con una bañera en la trasera.

Por otro lado, sobre la parte mecánica no se desvelaron demasiados detalles. De mantenerse sin cambios respecto del modelo original, esta limusina montaría el habitual motor 4 cilindros de 1,6 litros sobrealimentado. Esto, con las mejoras propias de John Cooper Works, habrían proporcionado una fuerza suficiente como para mover este gran coche sin problemas. Sin embargo, no sabemos cuántos kilos se agregaron al peso de este modelo con esta configuración.

De hecho, hay muchos detalles que se desconocen del Mini XXL Concept. Nunca llegó a la producción, probablemente porque solo se trató de una prueba o una acción de promoción de la marca. Tampoco se sabe qué fue de él, por lo que podría seguir en algún lugar o quizás haya sido desguazado. En cualquier caso, no cabe duda de que se trata de uno de los Mini más llamativos de lo que llevamos de siglo XXI.

Y además

Buscador de coches