Pasar al contenido principal

KW presenta nuevos amortiguadores adaptativos para el Focus RS

Los KW DDC plug & play son compatibles con el sistema de serie del Focus RS y varían su dureza en función del modo de conducción escogido.

Imagen de perfil de Álex Morán
KW DDC plug & play

KW es una especialista en suspensiones que lleva años trabajando en el sector. En su dilatada carrera han tenido éxitos comerciales como los KW Clubsport, los KW Variant 3 y los Variant 4, pero en su, citamos literalmente, “búsqueda para ampliar los límites de la tecnología de la suspensión”, ha dado un paso más y presenta los amortiguadores KW DDC plug & play, que están disponibles desde ya para el Ford Focus RS.

VÍDEO: Ford Focus RS 2016, una máquina de driftar

No son los primeros adaptativos con los que cuenta en su oferta, lleva produciéndolos desde 2011, pero estos se presentan como la solución más sencilla para instalarlos en el Focus RS III. ¿El motivo? Son compatibles con el sistema de control de serie del coche, por lo que solo hay que reemplazar la suspensión original por la KW y conectarla a las conexiones que tiene el compacto de fábrica.

Entre las ventajas que esto produce es que el conductor puede elegir entre modos de conducción desde un botón (Normal, sport, Racetrack y Drift) y el KW DDC plug & play cambia la dureza del amortiguador en una centésima de segundo en función del elegido. Esto permite tener el coche bajo control en todo momento, mejorando el comportamiento y el agarre. También permite variar la altura libre al suelo, que puede rebajarse de 30 a 55 milímetros en el eje trasero y entre 35 y 55 milímetros en el trasero.

Lecturas recomendadas