Pasar al contenido principal

Lancia D50: un coche con una historia increíble

lancia d50
Un coche que pilotó Alberto Ascari.

El Lancia D50 nació en los años cincuenta a voluntad de Gianni Lancia, hijo de Vittorio, el fundador de la marca italiana. Fue diseñado por Vittorio Jano para Lancia, aunque más tarde acabaría corriendo también para Ferrari. El D50 fue uno de los últimos coches que pilotó Alberto Ascari antes de su trágica muerte, un coche que entra dentro de los mejores coches que haya fabricado Lancia.

No te pierdas: Estos son los tres mejores motores de Alfa Romeo, según mi discutible criterio

El monoplaza que había diseñado Lancia fue construido teniendo en cuenta el corazón que llevaría entre sus entrañas. Hablamos de un motor de 8 cilindros en V a 90º de 2.5 litros, un bloque que se colocaba en un coche pequeño y muy ligero. Así lo había diseñado Vittorio Jano, conocido por haber dirigido el desarrollo de los Alfa Romeo de Gran Premio en el período entreguerras.

El D50 fue pilotado por Alberto Ascari como líder de equipo, por Luigi Villoresi y por el joven Eugenio Castellotti. Ascari logró la pole en la última carrera de 1954, celebrada en España, aunque terminaba retirándose por problemas mecánicos. El D50 terminaría compitiendo como Ferrari-Lancia en la temporada de 1956, un monoplaza utilizado por Lancia en cuatro pruebas del Campeonato Mundial.

lancia d50

Anteriormente Alberto Ascari encontraba la muerte en el Autodromo Nacional de Monza, en Italia, cuando pilotaba un Sport de Ferrari que pertenecía a Castellotti. Esto provocó que Lancia comenzara a pensar en dejar la Fórmula 1, decidiendo finalmente abandonar esta división de competición por problemas económicos. Ferrari recibiría los ocho Lancia D50 fabricados, un coche que le ayudó a salir de su racha de malos resultados.

Todo sobre Lancia

Modelos de Lancia más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además