Pasar al contenido principal

Llamada a revisión del Volkswagen Polo, Seat Ibiza y Seat Arona

Problemas con el sistema de retención

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Seat Arona FR

Ante a un fallo en los sistemas de retención Seat y Volswagen han confirmado la identificación de un problema técnico que afecta a los modelos Seat Ibiza y Arona y también en el Volkswagen Polo. Parece que, según fuentes de las marcas, cabe la la posibilidad de que en determinadas situaciones (por ejemplo en un repentino y brusco cambio de carril con cinco pasajeros en el vehículo) y solamente cuando en el asiento trasero las posiciones central e izquierda estén ocupadas al mismo tiempo, el cinturón del lado izquierdo pueda desabrocharse inintencionadamente.

No te pierdas: ¿Cuánto cuesta un Seat Ibiza de segunda mano?

Como ocurre en estas situaciones, serán los constructores correspondientes quienes mediante la comunicación directa con sus clientes por medio de cartas personalizadas, instarán a que los vehículos citados pasen una revisión en los servicios oficiales de la marca. Tanto esta inspección de seguridad -¿conoces los cambios de la ITV a partir de ahora?- como su subsanación será sin coste alguno para el cliente.

Mientras se lleva a cabo esta operación, Seat recomienda a los clientes no usar la posición central del asiento posterior hasta que el coche haya sido equipado con la nueva fijación del cinturón de seguridad. Por ende, la recomencación para los propietarios de los Volkswagen será la misma.

Llamada masiva para el Ibiza, Arona y Polo.

Hasta 219.000 unidades de Volkswagen Polo y 191.000 entre el Seat Ibiza y el Seat Arona serán llamadas a revisión de las que esperemos que un bajo número puedan verse afectadas ante este grave problema que pone en riesgo a los ocupantes de estos vehículos. 

Mientras estos coches acuden a los talleres de la marca, desde Top Gear invitamos seguir los consejos de los dos fabricantes y a seguir actualizados.

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear