Pasar al contenido principal

Maserati MC12 y MC20, dos deportivos más distintos de lo que parece

superdeportivo deportivo hiperdeportivo lujo altas prestaciones

Dos importantes modelos de Maserati 

Hace 17 años, Maserati dio a conocer un superdeportivo que no dejó a nadie indiferente y que ha terminado siendo uno de los modelos más exclusivos de la marca: el MC12. Años después, en 2020, la firma italiana apareció con el que calificó como sucesor de aquel peculiar deportivo, al que llamó MC20.

Ambos coches llamaron la atención en su momento y el nuevo modelo fue diseñado para recuperar las cualidades del de 2004, pero en realidad no son tan parecidos. Ambos comparten similitudes en su aspecto, como es el diseño de los faros delanteros, la parrilla o las aberturas en el capó. Además, los dos se caracterizan por una gran dosis de tecnología punta y motores en posición central, pero hay algunos puntos en los que se diferencian.

Dimensiones: es hora de encoger

Por un lado, las dimensiones de estos deportivos son muy distintas. El MC12 era un coche realmente grande y eso le definió en su momento, ya que medía 5.143 mm de largo, 2.096 mm de ancho y 1.205 mm de alto. Con estas cifras, se diferenciaba de muchos otros coches del momento.

El MC20, por su parte, es más comedido en ese aspecto y no presenta unas dimensiones tan llamativas. Su longitud es de 4.669 mm, y su anchura, de 1.965 mm. Es en la altura donde más se asemeja a su ‘predecesor’, con 1.221 mm, pero lo cierto es que no resalta tanto sobre otros modelos de su segmento.

Motor y prestaciones: adiós al V12

La propulsión de cada modelo es otra de las mayores diferencias que podemos encontrar, y también la muestra del cambio que se lleva dando desde hace años en el automovilismo. El motor del Maserati MC12 era un V12 de 6 litros proveniente del Ferrari Enzo, en el que se basó. Rendía 630 CV, algo menos que el superdeportivo de Maranello, aunque la potencia aumentó a 755 CV en las versiones MC12 Corsa, pensadas para circuito.

El Maserari MC20, por su parte, no cuenta con un bloque tan grande bajo el capó y se queda con un motor V6 de 3 litros que se sirve de la última tecnología proveniente de la Fórmula 1 para rendir también 630 CV.

A pesar de esta diferencia de propulsores, el nuevo modelo supera al presentado en el año 2004 en lo que se refiere a prestaciones, ya que su tiempo en pasar de 0 a 100 km/h es muy inferior. Si bien el MC12 necesitaba aproximadamente 3,8 segundos en alcanzar esta cifra, el MC20 se basta con unos 2,9 segundos.

Conceptos muy distintos

Hasta ahora hemos visto algunas diferencias entre estos dos Maserati, pero es cierto que algunas de ellas pueden venir motivadas por la que viene a continuación, y es que estos coches no se han creado con el mismo concepto en mente. 

El MC12 nació realmente de la competición, como una forma de homologar al MC12 GT1 que participaría en el Campeonato FIA GT. Así, fue un superdeportivo desde el primer momento, con el Ferrari Enzo o el Porsche Carrera GT como rivales directos. 

En el MC20 no ha sido así, sin embargo, y ha sido diseñado como un deportivo de calle desde el principio. Puede que esa haya sido la razón por la que no es un coche tan radical como aquel en el que se basa, y por ello sus rivales se sitúan en la franja del Ferrari Roma o el Porsche 911 Turbo y no en modelos superiores.

Exclusividad 

A estas diferencias se une la exclusividad, un factor decisivo en el MC12 que previsiblemente no definirá al MC20. Dado que se creó como una forma de homologar a un coche de competición, solo se fabricaron 50 unidades del Maserati MC12, así como 12 de los MC12 Corsa exclusivamente destinados para circuito. Es de esperar que se creen más ejemplares del nuevo deportivo, por lo que el lanzado hace 17 años permanecerá como uno de los más exclusivos de la marca.

Por lo tanto, el Maserati MC20 puede no ser tan parecido al MC12 como para ser considerado un sucesor directo, ya que ambos cuentan con diferencias muy grandes. En cualquier caso, servirá para recordar y homenajear a aquel superdeportivo que dejó a muchos boquiabiertos hace casi dos décadas. 

Alfa Romeo Giulia GTA

Coches deportivos

Los coches deportivos nos hacen soñar despiertos: grandes prestaciones, promesa de sensaciones al volante, de una conducción sin igual. Los hay grandes, pequeños, bonitos, feos, caros y baratos. Pero todos ellos tienen en común una cosa: si merecen la pena, están aquí. ¡Sigue el link!

Etiquetas:

Motor Superdeportivos

Buscador de coches

Y además