Pasar al contenido principal

Un Mazda RX-7 está encerrado 23 años porque a su dueño le asustaba conducirlo

Mazda RX-7 abandonado

Los restauradores de WD Detailing lo dejaron como nuevo

Muchos y variados son los motivos por los que una persona puede dejar abandonado un coche en un garaje, trastero o granjero, pero cuando te enteras de que hay gente que abandona vehículos por miedo a conducirlo o bien te entra la risa floja o te echas las manos a la cabeza. ¿Para qué están hechos los coches entonces? Se me ocurre preguntar...

Pues bien, el canal de Youtube WD Detailing ha encontrado en un garaje un Madza RX-7 que ha estado encerrado desde 1994. El principal motivo para la estupefacción lo narran en el vídeo que verás seguidamente. 

VIDEO

First Wash in 23 Years: Barn Find FD RX-7 With 8800 Original Miles! | Satisfying Restoration

Esta unidad fue comprada nuevo por su propietario actual en 1995 y, tras conducirlo poco más de 14.000 kilómetros, un buen día superó la barrera de los 200 km/h, se asustó y decidió guardarlo para siempre. Así que ha estado abandonado desde entonces.

Después de estar intacto en un garaje durante 23 años se ha puesto en manos de estos restauradores, que lo han transformado y le han devuelto a la vida, puesto que estaba completamente abandonado.

Recibió un meticuloso lavado exterior para quitarle todas las capas de suciedad que tenía, y además, se limpió cada recoveco de su interior para eliminar cualquier vestigio del tiempo. Asimismo, se puede apreciar en el video que de toda la cochambre que había aparecen varios nidos y cadáveres de ratas. Los años escondido no pasaron en balde y era probable que aparecieran este tipo de cosas.

Tocado por una varita mágica

Mazda RX-7 abandonado (2)

Cuando se llega a los segundos finales de estos 28 minutos del video (que tiene 3,6 millones de visualizaciones), da la sensación que el viejo Mazda RX-7 haya sido tocado con una varita mágica y esté como si lo fueran a estrenar en ese momento. 

Aun así, a los restauradores les faltó cambiar un único elemento: los discos de freno, que estaban oxidados y deberán cambiarse para seguridad del próximo propietario. Y si bien este automóvil puede parecer limpio, todavía necesita una restauración mecánica completa para volver a la carretera. 

Lo que no se sabe es si los propios mecánicos de WD Detailing se quedarán con el vehículo o si el propietario que lo adquirió en 1995 perderá el miedo y lo volverá a conducir, o si por el contrario, lo pondrán a la venta después de haberlo dejado como nuevo.

Sea como fuere, hay que recordar que este Mazda RX-7 tenía un motor Wankel Twin Turbo de 255 CV, aceleraba de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y que tenía una velocidad máxima de 250 km/h.

Y además

Buscador de coches