Pasar al contenido principal

Mazda vuelve a latir con fuerza a través de su motor e-Skyactiv X

motor Mazda e-Skyactiv X

Es un motor atmosférico de gasolina con 186 CV 

Volvemos a manosear el símil de que el motor de un coche es el corazón de un ser vivo. Y Mazda quiere seguir latiendo como fuerza a través de sus propulsores. Os presentamos su nueva mecánica llamada e-Skyactiv X. Se trata de un motor cuya base es el ya conocido Skyactiv X solo que ahora llega con mejoras sustanciales.

Se trata de un motor atmosférico de gasolina 2.0 de 186 CV, que utiliza un método de combustión exclusivo de Mazda denominado “encendido por compresión controlado por chispa” (SPCCI) y representa el segundo paso de Mazda en el desarrollo de un propulsor de gasolina con un mecanismo ideal de combustión interna. Tiene un par máximo de 240 Nm a 4.000 rpm.

La tecnología SPCCI, encendido por compresión controlado por chispa, combina la eficiencia de combustible de un diésel con la respuesta de un motor de gasolina. El motor cambia de forma óptima entre los modos de encendido por chispa convencional o el encendido por compresión, mejorando la eficiencia de su predecesor, el Skyactiv X.

La clave de su funcionamiento es el empleo de una mezcla muy pobre de aire y combustible con una combustión muy eficiente en términos de consumo y emisiones. De hecho, la mezcla  que utiliza es 2-3 veces más pobre que la de los motores convencionales de la actualidad. Es tan pobre en combustible que no es posible ignición con un motor convencional de bujías. 

¿Te interesa? El Skyactive-D será el motor diésel de mayor cilindrada en Europa

Mazda3 y CX-30

Mazda CX-30
Mazda CX-30.

¿En qué coches lo vas a encontrar? El nuevo vehículo está presente en las gamas de Mazda3 y CX-30. Lo estará tanto en versiones manuales y automáticas, y siempre con la etiqueta ECO de la DGT, gracias a su tecnología de hibridación ligera, gracias a su batería de 24V y a un motor eléctrico de 7 CV. 

La misión de esta batería consiste en reducir el consumo de combustible, regenerando la energía que se recupera durante la deceleración a través de un motor eléctrico que asiste al motor principal pero que no hace que este se mueva sólo con electricidad.

Los datos de la marca destacan que se pone de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y que su velocidad máxima es de 204 km/h. Mazda anuncia además unos consumos de combustible y de emisiones de CO2 reducidos: 149-128 g/km en el ciclo WLTP.

Su consumo ronda los 6,5 litros o incluso los 6,0 si practicamos una conducción suave, cuando la media homologada es casi la misma: 5,6 litros.

 

Etiquetas:

motores gasolina

Y además

Buscador de coches