Pasar al contenido principal

El Mercedes Clase B 2019 ya no es lo que era... y eso es bueno

Lo importante es cambiar para bien

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Mercedes Clase B

El Mercedes Clase B 2019 ya circula libre por nuestras carreteras, pero mucho antes de que ese momento llegara, Mercedes nos dio la ocasión de ponerlo a prueba por las sinuosas carreteras de la Sierra de la Tramontana (Mallorca). Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que, vale, podrá ser un monovolumen, pero puede ser también una opción muy divertida.

No te pierdas: ¿Quién ha sacado más provecho de la alianza Mercedes Renault?

Por tanto, si te da pereza el término 'monovolumen', presta atención a esta líneas porque te voy a dar varios motivos por los que el nuevo Mercedes Clase B 2019 ya no es lo que era. Lo primero, porque poco queda ya de ese diseño cuadriculado. 

Ahora presenta un aspecto mucho más desenfadado gracias a que hereda el nuevo lenguaje de diseño de Mercedes -el mismo que vemos, por ejemplo, en el nuevo Clase A-; su frontal es mucho más afilado, puede incorporar opcionalmente luces full-LED o Multibeam LED, ser equipado con llantas de 16 a 19 pulgadas y tiene una caída de techo más afilada, así como un nuevo faldón trasero con difusor.

 

Nuevo Mercedes Clase B 2019

 

Mercedes Clase B 2019: no me lo esperaba

Que tenga un enfoque 'más deportivo', no significa que el Mercedes Clase B 2019 pierda practicidad; de hecho, en su interior pueden viajar con holgura cinco personas y su maletero, que tiene 455 litros, puede ser ampliado hasta los 1.540 litros, convirtiendo a este monovolumen compacto en una gran opción para viajar con la familia... o para disfrutar de la conducción en carreteras reviradas. 

Porque además, su comportamiento en curva es muy ágil, como pudimos comprobar en la prueba del Mercedes Clase B 2019. Su chasis resulta muy equilibrado y la dirección, muy comunicativa, por lo que olvídate de vincular la palabra monovolumen con "coche torpe y aburrido". 

 

 

Aburrido tampoco es la palabra en su interior, donde el sistema de infoentretenimiento MBUX toma protagonismo; aporta un toque muy futurista al salpicadero y desde él se pueden manejar todas las funciones del vehículo, convirtiendo la experiencia de usuario y la conducción en algo mucho más personal. 

Encuentra más información sobre el Mercedes Clase B en nuestras fichas

Y además