Pasar al contenido principal

Mercedes CLS 55 AMG: ¿es buena idea comprar uno de segunda mano?

Mercedes CLS 55 AMG
Puede, pero prepárate para llevar la gasolinera a remolque.

El Mercedes CLS 55 AMG es uno de esos coches que puede merecer la pena comprar después de que hayan pasado varios años desde su lanzamiento. Sobre todo porque cuando Mercedes puso a la venta este modelo, de la mano de AMG, costaba un riñón. Pero casi 15 años después, el CLS más radical puede ser una opción increíble en el mercado de ocasión. Eso sí, tampoco pienses que va a ser una ganga. Especialmente el mantenimiento, que es lo que podría arruinarte si no lo planificas bien.

Comprar un Mercedes CLS 55 AMG de segunda mano, ¿buena idea?

Como dijo Jack el Destripador, vamos por partes. El Mercedes CLS 55 AMG es una berlina deportiva que estuvo disponible a mediados de la pasada década. Así que se trata de un coche con algunos años a sus espaldas. No obstante, ya sabemos que siendo el coche que es (y lo que costaba nuevo, que eran unos 110.000 euros) y perteneciendo a la marca que pertenece las tecnologías que integraba en su momento son las que están empezando a tener ahora coches más terrenales. Es algo que siempre ha pasado con Mercedes.

Mercedes CLS 55 AMG interior

Dicho esto, empecemos por, posiblemente, la única parte negativa. Aun así, es un motivo de peso: su mantenimiento. Lo suyo es echarle a este coche gasolina 98, que hoy rondan los 1,45 euros por litro. Si este coche, en conducción real, puede gastar una media de aproximadamente 15 l/100km (siendo benévolos), solo tienes que echar cálculos. A poco que hagas 10.000 km al año ya te tendrás que gastar en combustible más o menos 1.500 euros por cada año. Y eso sin contar los neumáticos, el mantenimiento ordinario o el seguro, entre otros. Un pico. Y reza por que no se te estropee nada.

Si esos gastos están más que calculados, lo único que queda ahora es disfrutar. Primero de los 476 CV que tiene el motor del Mercedes CLS 55 AMG. Un bloque V8 de 5.5 litros que desarrolla un par motor máximo de 700 Nm y cuya potencia máxima se entrega a las 6.100 rpm. Tiene una caja de cambios automática de cinco relaciones y un sistema de propulsión trasera. Así que si te gusta ir de lado en el circuito, con este coche sin duda podrás. Aun así, no olvides que pesa casi dos toneladas, por lo que tendrás que tener cuidado.

Mercedes CLS 55 AMG trasera

Y luego está su comodidad, lujo y diseño. Su imagen es espectacular, tanto que fue el que inició la tendencia de las berlinas coupé. Los materiales del interior son tan refinados como en cualquier Mercedes de cierta categoría, lo que significa que no tienes que preocuparte por que hayan pasado unos cuantos años. Y si lo que quieres es recorrer grandes distancias con él, lo podrás hacer sin que te falte fuerza en ningún momento y con un aplomo y un confort difícil de igualar incluso a día de hoy. Se me olvidaba: su precio de segunda mano se sitúa en torno a los 15.000 o 20.000 euros, dependiendo de la unidad.

Buscador de coches

Y además