Pasar al contenido principal

Monta una parabólica en el capó de coche porque necesita Wi-Fi

Antena coche wifi
Lo típico

¿Quién no ha pensado alguna vez que le vendría bien tener Wi-Fi en el coche? Seguro que se te ha pasado por la cabeza, pero lo que no se te habrá ocurrido es instalar una antena en el coche para conseguirlo.

Suena a idea de bombero, y lo es, pero alguien la ha hecho realidad, el dueño un Toyota Prius de color rojo, que fue detenido por la policía de Antelope Valley cuando los agentes vieron la enorme antena que iba acoplada en el capó del coche híbrido.

El oficial le peguntó al conductor si ese enorme objeto no le impedía ver, a lo que el conductor respondió que sí, pero que solo cuando hacía giros hacia la derecha. La honestidad del implicado, como es lógico, no le libró de la multa.

La antena en cuestión es de Starlink, un servicio de SpaceX, que todavía está en fase beta, pero ya cuenta con 70.000 usuarios en 12 países. Para acceder a ello, tienen que pagar una suscripción mensual de 99 dólares, a la que además se suma un desembolso inicial de 499 por la antena en sí y el router con Wi-Fi.

Aunque este usuario haya hecho esto con el dispositivo (que como se ve, está acoplado al capó y supone un peligro para la conducción), la compañía de Elon Musk apunta que ellos no autorizan el uso del mismo en vehículos móviles. Eso sí, están contemplando emplearlo en camiones de gran tamaño o en aviones de pasajeros.

 

Buscador de coches

Etiquetas:

Motor

Y además