Pasar al contenido principal

Usar inhibidores de radar se castigará con multas de hasta 30.000 euros: multas a conductores y talleres

5 nuevas multas detector radar
La DGT va a empezar a imponer sanciones más duras

Los radares de la DGT cumplen una función muy clara: vigilar que los conductores respetan las normas de seguridad vial y así reducir el riesgo de sufrir un accidente en carretera.

El uso de este tipo de medios, unido a los helicópteros, drones y agentes de tráfico es realmente útil durante todo el año, pero sobre todo en épocas con mayores desplazamientos, como ocurre en Navidad.

Sin embargo, algunos conductores son reacios al uso de radares, y hacen todo lo posible para evitar que les cacen cometiendo una infracción que pueda ser motivo de multa o de pérdida de puntos.

La treta que está siendo más vigilada por parte de la DGT es la de usar inhibidores de radares

Estos dispositivos sirven para anular la señal de los radares cuando pasan cerca de uno de ellos, por lo que el conductor queda libre de un posible castigo.

El uso de los inhibidores de radares se va a castigar con una multa de 6.000 euros para los conductores, además de la pérdida de 6 puntos en el carnet de conducir.

Sin embargo, la DGT quiere ir más allá y empezar a sancionar también a los talleres que instalan estos aparatos en los vehículos. En estos casos las multas podrían llegar a ser de hasta 30.000 euros, si sale adelante la propuesta de Tráfico.

De este modo, la DGT quiere disuadir a los profesionales y empresas que se encargan de instalar los inhibidores, un aspecto realmente importante, pues muchos conductores no saben ponerlos.

Hay que tener en cuenta que los conductores podrán ser sancionados por tener el inhibidor instalado en el coche, aunque no esté en funcionamiento mientras conduce. 

La modificación en la normativa se pretende implantar en la nueva ley de tráfico, que podría entrar en vigor a partir de marzo del año que viene.

Esto no implica el castigo a otros métodos que sí son válidos y aceptados por la ley, por ejemplo la utilización de avisadores de radares.

Uno de los más conocidos es el que puedes usar a través de Google Maps. Esta alternativa es legal, pues simplemente te ofrece información sobre la localización de los radares.

Eso sí, cuidado también con los detectores: el mero hecho de tener uno de estos aparatos en tu vehículo conlleva multas de hasta 200 euros y la pérdida de 3 puntos en el carnet de conducir.

Recuerda que respetar los radares y las normas de tráfico no es sólo importante para librarte de una multa, el objetivo principal es aumentar las condiciones de seguridad en carretera.

Una historia publicada originalmente en BUSINESSINSIDER.es

Etiquetas:

DGT radares

Y además

Buscador de coches