Pasar al contenido principal

Nuevo BMW x7 2019: llega el más grande

Son más de 5 metros de chapa y lujo

Imagen de perfil de Luis Guisado
Con su gran parrilla

El nuevo BMW X7 de 2019 se podría definir como una parrilla masiva con llantas de 21 pulgadas. Bueno, en realidad todo en este coche es masivo. Gigante. Enorme. Está pensado especialmente para el mercado americano, donde tendrá que vérselas con coches americanos que probablemente dejen pequeños sus 5,15 metros de largo. Sin embargo, en general sus rivales serán los modelos más lujosos de marcas europeas: los Mercedes GLS y Range Rover.

Las medidas del BMW X7 son exactamente 5.151 mm de largo, 2.000 de ancho y 1.805 de alto. Esta última quizá es la que más llama la atención, ya que no es que sea especialmente alto. Si echas un vistazo a la galería de fotos del nuevo X7, verás que se trata de un modelo muy musculoso, y esa percepción visual es debido a la altura.

En el interior, el nuevo X7 es espacioso a más no poder. Nos han prometido que tendrá espacio para siete adultos (se puede pedir una configuración de seis asientos con tres filas de dos butacas), y todos ellos se sacan y se pliegan eléctricamente. Con las tres filas tienes un maletero de 326 litros, aunque puedes llegar a un volumen de 2.120 dejando solo los asientos delanteros. Para entendernos, se queda una capacidad de carga que roza los dos metros, así que se convierte en uno de los coches más 'Ikea friendly' del mercado. Ah, bueno, también puedes meter una bici sin desmontar...

Una de las cosas buenas del nuevo BMW X7 es que la suspensión es adaptativa, algo habitual en muchos coches nuevos de esta categoría. Esto le ha permitido a BMW configurar un set-up orientado al confort, especialmenete en el eje trasero: en muchas ocasiones los fabricantes se ven obligados a instalar suspensiones más enérgica detrás para poder gestionar el eventual aumento de peso al llenar todos los asientos.

Motores del BMW X7

Cuando llegue en 2019, el BMW X7 tendrá tres propulsores de seis cilindros, todos ellos con turbo: dos diésel y un gasolina. El modelo base es un BMW X7 30d xDrive con 265 CV que se permite hacer un 0 a 100 km/h en siete segundos y una máxima de 225 por hora. El otro diésel será un brutal M50d con una bonita cifra de potencia, 400 CV, una aceleración de 5,2 segundos en el 0 a 100 y una máxima de 250. 

El BMW X7 tendrá una variante deportiva

En cuanto a los propulsores de gasolina, por ahora BMW montará un xDrive 40i con 340 CV, 6,1 segundos en el 0 a 100 y 245 de punta. Más motores seguro que veremos. Por ejemplo, el que pude conducir en la prueba del nuevo BMW Serie 8 (un M850i), un V8 turbo con 560 CV que seguro que en las interminables rectas de California va de maravilla.

En cuanto a la llegada de un posible BMW X7 híbdrido, raro sería que no apareciera (y en versión enchufable), sobre todo teniendo en cuenta que la tecnología ya está funcionando en el BMW X5.

El nuevo BMW X7 empezará a venderse en España en torno a mitad de año (quizá antes) por un precio que debería arrancar muy cerca de los 90.000 euros (en Alemania ya hay precios, y parte de los 86.000). 

 

Lecturas recomendadas