Pasar al contenido principal

Esto es lo que nunca debes hacer para quitar el hielo del parabrisas: agua caliente

5 trucos definitivos para quitar el hielo del coche
Cubre el parabrisas con una manta o cartón para evitar la aparición de hielo
Es mala idea. Muy mala

En estos días en los que durante la noche los termómetros registran temperaturas por debajo de los 0 grados es habitual que los conductores que tienen que dejar a su coche dormir en la calle lo encuentren cubierto de una capa helada. Muchos se sentirán tentadas de la solución más rápido; pero, espera, que te contamos por qué nunca debes usar agua caliente para quitar el hielo del parabrisas.

Sucede en muchas ocasiones que la que, a priori, es la solución más sencilla y rápida no es la más segura. La situación que hoy abordamos es una de ellas. El contraste del agua caliente con el hielo que cubre el parabrisas es la manera más rápida de hacer que desaparezca, pero, cuidado, puedes dañar seriamente el cristal.

Por que no debes usar agua caliente para quitar el hielo del parabrisas

Lo de usar agua caliente para quitar el hielo de parabrisas es uno de eses trucos de Internet con contraindicaciones (como el de restregar una patata cortada a la mitad para evitar que el cristal se empañe). 

La realidad es que si vuelcas agua fría sobre el parabrisas, solo conseguirás añadir más hielo al existente. Si el agua está caliente si conseguirás ablandar la capa de hielo que cubre el cristal, pero corres el riesgo de romperlo ya que el cambio brusco de temperatura puede hacer que la luna estalle tal cual si le dieras un martillazo. 

Si quieres eliminar el hielo de la superficie acristalada de tu vehículo con un líquido lo mejor es alcohol o líquido anticongelante.

Tampoco debes...

Aunque lo hayas escuchado y a pesar de que en principio sean efectivos, hay otros trucos para quitar el hielo del parabrisas que no son nada recomendables.

Uno de ellos es usar sal. Es cierto que este elemento evita que se forme hielo, pero no hace que se deshaga. Además, puedes rayar el parabrisas y la sal es muy corrosiva para la carrocería.

Como lo del hielo en el parabrisas aparece en el peor momento (y el día que más tarde llegas al trabajo), puedes caer en la tentación de quitar solo lo justo para poder conducir pensando que, poco a poco, el calor del calefacción hará el resto. 

Lo hará sí, pero puede suceder que el deshielo haga que se vuelque todo a tu lado con el peligro que eso supone. También que unos metros más adelante te pare la Policía y te multe por no conducir con las condiciones de visibilidad adecuadas.

La forma correcta de quitar el hielo del parabrisas

Entonces, ¿cuál es la forma correcta de quitar el hielo del parabrisas?

La solución más sencilla, barata y eficaz es, sin duda, el rascador de toda la vida. Si no tienes uno a mano, puedes recurrir a inventos caseros como un CD, aunque ya no es tan habitual tener uno cerca. También sirve la rasqueta que utilizar para limpiar la placa vitrocerámica de la cocina. Comienza por los bordes y arrastra el hielo hacia el centro.

Rascador de hielo Michelin
Michelin
-

Michelin

Para que tu tarea se más rápida, puedes ayudarte conectando la calefacción. Así es cómo lo debes hacer: pon la luneta térmica y la calefacción al máximo (aunque tardará en salir aire caliente mientras el motor esté frío) y dirige el chorro de aire hacia el parabrisas. Subirá un poco la temperatura del cristal y el hielo se irá ablandando, lo que te facilitará el trabajo.

Y además

Buscador de coches