Pasar al contenido principal

¿Qué ocurre cuando tu coche se queda sin AdBlue?

AdBlue
Mejor que no te pase

El AdBlue es un compuesto que se usa en los coches diésel para rebajar sus emisiones contaminantes. Todo el mundo ha oído hablar de él y, si su coche lo lleva, sabe que debe rellenar el depósito. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando tu coche se queda sin AdBlue? Nada bueno, ya te lo adelantamos.

Adblue: ¿por qué se puede romper un motor diésel?

Los coches que lo emplean dan un aviso cuando quedan todavía 2.000 kilómetros de autonomía disponibles, por lo que hay mucho margen para rellenarlo antes de que se gaste por completo. Ahora bien, para aquellos que se la juegan y quieren ir al límite, tenemos malas noticias.

Si el AdBlue se acaba mientras estás circulando, a priori no habrá problema, podrás seguir circulando con normalidad. Ahora bien, una vez detengas el coche, cuando vuelvas a querer encenderlo, hay algunos coches que directamente no te dejarán hacerlo. Así, te tocará llamar a la grúa y llevar el automóvil al taller oficial para que procedan al rellenado y además reseteen la unidad de control.

Tapón de AdBlue

El problema es evidente, pero por suerte tiene una solución más que fácil: no dejes que se agote por completo.

Los kilómetros que se pueden recorrer con un depósito de AdBlue dependen de la capacidad de éste, pero por norma general oscilan entre los 10 y 20 litros, así que es posible circular entre 6.000 y 8.000 kilómetros. Además, ya hemos comentado el primer aviso que señala que quedan menos de 2.000 km, momento en el que, en el momento de arrancar el coche, se encenderá el testigo de aviso. Cuando la cifra restante baje de los 1.000 km, el aviso pasará a estar encendido todo el rato, así que es imposible pasarlo por alto.

Etiquetas:

Motor

Buscador de coches

Y además