Pasar al contenido principal

¿Qué ocurre cuando los italianos diseñan un coche americano? Que sale el Lincoln Quicksilver

lincoln quicksilver
Diseñado por Ghia.

En términos de diseño los italianos siempre han ido un paso por delante. Y esto es bastante conocido al menos en el mercado del automóvil, pues gracias a esta industria hemos conocido verdaderos genios. Marcello Gandini o Giorgetto Giugiaro son solo dos ejemplos de la riqueza de este país en estos términos. Con este poderío artístico, ¿qué ocurre cuando los italianos diseñan un coche americano? Que sale el Lincoln Quicksilver.

No te pierdas: Los mejores diseñadores de coches italianos. ¡Gracias por tanto!

El Lincoln Quicksilver fue diseñado por Ghia. El apellido, antes que por coches, quizás te sonará por la marca de ropa de surf, skate y snowboard, pero no se escribe exactamente igual. Ghia está considerada como una de las empresas italianas más famosas en el diseño y consultoría de construcción. Fue fundada por Giacinto Ghia y Gariglio como Carrozzeria Ghia & Gariglio, siendo Turín la ciudad que la vio nacer.

En los años setenta se encargó de la línea más lujosa de Ford, con modelos como el Ford Granada Ghia o el Ford Escort Ghia, así como el mismísimo Ford Cortina Ghia. Lincoln, marca propiedad de Ford, quiso en 1983 sorprender al mundo y hacer un coche que buscara un doble propósito. Por un lado, querían utilizar este nuevo coche como referencia de diseño para modernizar los modelos de la marca. Por otro, querían llevar a cabo pruebas aerodinámicas con un diseño no antes conocido.

El chasis fue tomado del AC 3000 ME, un coche deportivo de motor central Ford V6 de 3.0 litros y carrocería de fibra de vidrio que fue producido entre 1979 y 1985. En este caso se alargó 27,9 centímetros para poder alojar una fila adicional de asientos, utilizando el mismo bloque que llevaría instalado sobre el eje trasero. El coche contaba con una línea muy aerodinámica y un interior realmente futurista.

Lincoln nunca llegó a producirlo y se mantuvo hasta 2014 guardado en una colección privada de Ford. Finalmente fue subastado por un precio de 27.000 dólares, algo más de 22.000 euros al cambio.

Etiquetas:

prototipos

Y además

Buscador de coches