Pasar al contenido principal

Opel Astra G o Seat León Mk1, ¿cuál era mejor?

¡Qué difícil es elegir entre dos superventas!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Seat Leon Mk1 vs Opel Astra G

Si te dieran a elegir entre el Opel Astra G o el Seat León Mk1, ¿con cuál te quedarías?probablemente pienses que es una decisión complicada y tienes razón, pues en el momento de su lanzamiento -han pasado ya 20 años- fueron un éxito, sobre todo entre los más jóvenes.

No te pierdas: ¡Así podría lucir la berlina deportiva de Seat!

Y bueno, lo cierto es que hoy en día ambos siguen siendo una opción de compra entre la población y no es raro ver al Seat León como uno de los diez coches más vendidos en España cada mes; y el Opel Astra se encuentra en una situación parecida (es el modelo que más ventas da a Opel). 

Ahora bien, ¿seguirán estos dos coches destacando por los mismos motivos? Cuando llegaron al mercado, tanto el Opel Astra G como el Seat León Mk1 supusieron una revolución por su diseño, cada uno a su forma. 

Y es que el alemán tenía una configuración de tres volúmenes -estaba disponible también como coupé y familiar- que en nada se parecía al compacto de Seat, que entre 1999 y 2005 se vendió únicamente como cinco puertas.

 

Seat León FR 2000

 

En cuanto a tamaño, Opel Astra G y Seat León Mk1 andaban en una situación parecida. El Seat Léon tenía una longitud de 4.180 mm, una anchura de 1.740 mm y una altura de 1.460 mm, así como un maletero de 340 litros.

Las cotas del Opel Astra eran parecidas: 4.110 mm de longitud, 1.710 mm de anchura y 1.420 mm de altura, con una distancia entre ejes de 2.610 mm y un maletero de 370 litros.

 

Opel Astra G o Seat León Mk1: ¿y sus motores?

Tanto en el Opel Astra G como en el Seat León Mk1 la oferta de motores era muy amplia. Para el primer se podía elegir los gasolina 1.2 de 65 CV, un 1.6 de 75, 85 y 100, un 1.8 de 115 y 125 CV, un 2.0 de 136 CV, un 2.2 de 147 CV y un 2.0 turbo de 200 CV para la versión OPC.

 

 

Quienes buscaran un coche diésel, tenían a su disposición un 1.7 CDTi de 80 CV, 1.7 DTi de 75 CV, 1.7 TD de 68 CV, un 2.0 Di de 82 y 84 CV y un 2.0 DTi de 100 CV, además de la novedosa tecnología 'common rail', que supuso una revolución para la época. 

El Seat León Mk1 se ofertaba con ocho motores; los gasolina eran un 1.4 de 75 CV, un 1.6 de 100 y 105 CV, un 1.8 de 125 CV, un 1.8 turbo de 180, 210 y 225 CV para las versiones Cupra, hasta un V6 2.8 de 204 CV. Había además dos diésel, un 1.9 SDi de 68 CV y un 1.9 TDI de 90, 100, 110, 130 y 150 CV.

 

Opel Astra G o Seat León Mk1: entonces, ¿cuál era mejor?

Como te decía al comienzo de estas líneas, tanto el Opel Astra G como el Seat León Mk1 eran dos huesos duros de roer, pues los dos tenían una especie de punto fuerte que les ayudaba a ser la opción elegida por quienes buscaran un coche nuevo en la época.

Y efectivamente, dependía de las preferencias y necesidades del comprador que eligieran uno u otro. Aquellos que buscaban motores, por norma general se decantaban por el Seat León, su amplia gama de propulsores de gasolina y su versión Cupra.

 

 

Sin embargo, el Opel Astra G tenía mayor versatilidad gracias a los diferentes tipos de carrocería que había disponibles. Y es que el Seat León no ponía a disposición del público sus variantes de tres puertas y familiares hasta el año 2012. 

Todo lo que debes saber sobre Seat y Opel lo tienes en nuestras fichas de coches 

 

Lecturas recomendadas