Pasar al contenido principal

Opinión: ¿qué debería hacer Renault con Dacia?

Si algo funciona, ¿por qué tocarlo?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Dacia Sandero Stepway

Llegados a este punto de nuestras vidas, nos planteamos qué debería hacer Renault con Dacia. Porque los tiempos están cambiando e irremediablemente, una marca como Dacia, la marca más barata del mercado, está en el punto de mira.

No te pierdas: ¡Todos los coches nuevos de 2019!

Cada año, este fabricante consigue un gran volumen de ventas: sus vehículos son asequibles y prácticos y suponen una interesante opción para aquellos que se enfrentan al mercado de coches nuevos con un presupuesto ajustado.

De hecho, uno de los modelos que más veces aparece liderando la lista de Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) de coches más vendidos es el Dacia Sandero, un compacto que con sus 4,06 metros de largo, 1,73 de ancho y una batalla de 2,58 metros, resulta ideal para la vida urbana, por dimensiones y por espacio a bordo.

 

 

Actualmente, se ofrece con dos motores gasolina, un diésel y una versión de GLP (TCE de 90CV), pero de momento no hay en su gama ninguna versión eléctrica. ¿Debería Renault, por tanto, empezar a plantearse un futuro eléctrico para Dacia?

 

Renault y el futuro de Dacia: 

Tiene lógica pensar que siendo uno de los coches más vendidos, una versión eléctrica del Dacia Sandero podría convertirse en uno de los modelos más demandados si finalmente llega a los concesionarios; más aún si Dacia consiguiera mantenerlo a un precio asequible, pues uno de los principales problemas de los coches eléctricos es su elevado precio.

Te interesa: ¿Es el Dacia Duster 4x4 el todoterreno a tener?

Y es que no tendría demasiado sentido que Renault convirtiera a Dacia en una marca eléctrica y esto disparara los precios, su principal atractivo. Sin embargo, este objetivo parece complicado y dado que la compañía rumana tiene ya en su portfolio modelos eficientes (y es que no solo el Sandero tiene versión GLP, también el Dacia Logan, por ejemplo), en nuestra opinión no creemos que este sea el camino a seguir a corto plazo. 

Sin embargo, la implantación de sistemas de microhibridación (o 'mild-hybrids')  podría tener cabida en la filosofía de Dacia próximamente, pues es una solución mucho más coherente -y barata- para darles a sus súperventas otra vida, una con la que puedan plantar cara, por ejemplo, a las restricciones de acceso a las grandes ciudades (véase Madrid Central).

 

 

Y personalmente, la idea de un Dacia Duster híbrido convirtiéndose en uno de los mejores SUV híbridos no nos descuadra demasiado... Además, Renault ya cuenta en su gama con coches eléctricos muy correctos para cubrir ese segmento, tales como el Renault Zoe, el Twizy o el Kangoo Z.E...

Más información sobre el Dacia Sandero en nuestras fichas

Lecturas recomendadas