Pasar al contenido principal

Opinión: límites de velocidad en la autobahn, ¿sí o no?

Autopista alemana (autobahn) con límite de velocidad

Pixabay

No es oro todo lo que reluce 

A fondo en la autobahn. Un sueño húmedo para casi cualquier conductor de cualquier país del mundo. Hacer 200 km en una hora, sin dormirte al volante al circular durante kilómetros y kilómetros a una velocidad ridículamente baja. Pero, ¿esto es así?

Más o menos. Lo cierto es que si viajas a alguna ciudad grande y te mueves en coche (Múnich, Berlín, Hamburgo, etc), lo más seguro es que te sorprendas de la gran cantidad de coches que circulan en estas vías. Es más; probablemente no puedas dar rienda suelta al pie derecho si no te alejas mucho.

Y es que los atascos no están nada mal y la mayoría de las veces ya no es que circules a una velocidad medianamente decente. Es que no circulas: le pasó a mi compañero Hugo durante la presentación de la Volkswagen Multivan (lee aquí la prueba) hace unos pocos días.

Yo también me he llevado algún que otro susto: un accidente de camino al aeropuerto tras varios días en Alemania en los alrededores de Colonia casi me deja en tierra, por ejemplo.

¿Quiere eso decir que en realidad es más renombre que otra cosa? Creo que hay un poco de todo. Verás: de los más de 20.000 km de vías de alta velocidad que hay en Alemania, el 30% tienen algún límite de velocidad y en el resto se recomienda ir a 130 km/h.

En las zonas en la que en principio no hay límite de velocidad, este puede aparecer por un exceso de tráfico, situaciones climatológicas, algún incidente... Para ello cuentan con señalización dinámica, lo cual me parece todo un acierto) o incluso fija (sin límite; a 80 si llueve).

Obras en una autopista alemana o autobahn

Pixabay

Otro mito es que se respetan escrupulosamente los límites: ante una señal de 110 ocurre como en casi cualquier parte del mundo: los hay que van a 110, los que van a 120 y los que van a 140. Nada nuevo bajo el sol.

La última vez que pisé alemania fue para conocer los BMW i4 M50 y BMW iX. En la ruta atravesaba zonas en las que podía ir a fondo y lo cierto es que no perdí mi oportunidad, aunque el iX paraba a 203 de marcador y el i4, a 225. 

Dicho esto, me pregunto si será sostenible para un bolsillo medio el ir a fondo durante mucho rato: si con tu Seat León TDI puedes hacer medias de 4,5 litros, puede que te duela ver que el consumo sube por encima de siete tras un viaje a fondo.

Y luego está el tema de la seguridad y las emisiones: últimamente suena cada vez con más fuerza la idea de que el SPD, partido mayoritario, quiere imponer el límite de velocidad de las autopistas alemanas.

La razón pasa porque el Gobierno está formado por una coalición en la que entran en juego los ecologistas, que quieren que baje la velocidad para que haga lo propio le consumo y, por lo tanto las emisiones. 

Aparte, está el tema de la seguridad. La postura oficial de la policía es que hay que reducir el límite para bajar la siniestralidad. Una canción que en España nos la sabemos muy bien, pero lo cierto es que en Alemania hay una tasa de accidentes por millón de usuarios que no es excesivamente buena.

Siniestralidad: tasa de fallecidos por millón de habitantes en 2021 según la Comisión Europea:

  1. Suecia: 18
  2. Malta: 21
  3. Dinamarca: 27
  4. España: 29
  5. Holanda: 31
  6. Alemania: 33
  7. Francia: 39

Sin embargo, los detractores de esta idea se amparan en que en países como Francia o el resto de los de Europa en los que sí hay límites de velocidad, hay una tasa mayor de fallecidos.

En todo caso, una encuesta del ADAC, el mayor club de conductores de Alemania, que además tiene mucho peso allí, arrojó una cifra interesante: el 50% quería alguna limitación frente al 45% que apostaba por mantener las zonas deslimitadas.

¿En resumen: sí o no a la autobahn sin límite de velocidad?

Mi opinión es que está genial que existan estas "anomalías"' en el mundo. Las disfruto "de visita", por lo que no veo la parte mala.

Esta la encuentro cuando hablo con compañeros y amigos que viven allí: hay veces que se generan situaciones de peligro porque llega alguien por detrás mucho más rápido y se acerca demasiado, que en cuanto puede te adelanta a 200, 250 o incluso más (como curiosidad, una vez me dieron largas para que me quitara... pero yo iba a 255 km/h en un E63 AMG).

En definitiva, los mismos problemas que tenemos en España. Entonces, ¿límites en autobahn, sí o no? Mi primera respuesta sería que no, al igual que en España: en un buen tramo, no encuentro el problema a circular a más 200 km/h (llámame loco).

Sin embargo, al final vivimos en una sociedad en la que hay gente educada y con sentido común que adaptará su velocidad a las necesidades de la vía, mientras que otros sencillamente aplicarán la norma hasta el máximo: "si puedo ir a 250, voy pase lo que pase". 

Y ese "pase lo que pase" es el afiliado al carril central a 80; el que va a 70, el que va mirando el móvil... 

Quizá la mejor opción pase por poner un límite de velocidad, pero coherente con el parque móvil actual: ¿Qué tal 160? ¿O 180?

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesaria o exactamente con la posición de Axel Springer o Top Gear.

Etiquetas:

Opinión Motor

Y además

Buscador de coches