Pasar al contenido principal

Opinión: ¿traerá el nuevo reglamento del Mundial de Resistencia otro 911 GT1?

Unas nuevas normas podrían traernos nuevos monstruos del asfalto. Bien.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Porsche 911 GT1

¿Te flipan tanto los deportivos como las 24 Horas de Le Mans? Hablemos, entonces: ¿traerá consigo el nuevo reglamento del Mundial de Resistencia bestias para la calle como el Porsche 911 GT1, el Mercedes CLK-GTR o el Nissan R390 GT1? Todo parece apuntar en esa dirección... y me gustaría demostrarte por qué creo que muy pronto veremos juguetitos de lo más interesantes ahí fuera. 

 

El nuevo reglamento del Mundial de Resistencia

No te pierdas: así se realiza una parada en boxes en el Mundial de Resistencia

Antes de empezar a hacer elucubraciones locas, deja que haga un repaso de los puntos clave sobre los que se articulará el conjunto de normas que regirán en el WEC -que son las siglas del mundial en inglés, para nuestros lectores de la LOGSE- a partir de la temporada 2020: la idea de la FIA es abaratar costes -como siempre- y acercar la competición al público haciéndola más eficiente, más emocionante... y con monturas más parecidas a las que podrían ver por la calle. Siempre que su calle esté repleta de vecinos que tengan el dinero por castigo, claro. ¿Te preguntas cómo quieren hacerlo? Sigue leyendo.

Según las pinceladas que han sido comunicadas por el momento, el objetivo del nuevo reglamento del Mundial de Resistencia es liquidar la categoría LMP1 que, además de ser tremendamente costosa para los equipos -con un coste de hasta 30 millones de napos por temporada-, se aleja demasiado del concepto original de la competición... que no es otro que demostrar la superioridad de una firma sobre otras partiendo de los modelos de calle -deja de reírte. En serio-. Para ello se encuentran dándole forma a una nueva división de vehículos que ha sido bautizada provisionalmente como ‘Hypercars’ y que, tal como su nombre indica, aglutinará a las versiones de competición de los más espectaculares cohetes disponibles para el público en la calle. Sí, exactamente igual que hace unos años con la categoría GT1. 

 

VÍDEO: así es el Toyota con el que Alonso ha ganado las 24 Horas de Le Mans

 

Aunque por el momento cualquier información debería ser manipulada con pinzas, todo parece apuntar a que la propulsión híbrida será la estrella del futuro WEC, continuando con su compromiso de hacer la competición más sostenible para trasladar el ejemplo a sus seguidores. El esquema que podrían seguir los artefactos incluidos en tan especial categoría sería el de una mecánica de combustión tradicional de hasta 707 CV que estará asociada a un sistema KERS de 272. No: dudo mucho que Dacia se anime a dar el salto a la disciplina... pero al menos sus contendientes lo tendrán más difícil para convertir una prueba de seis, 12 o 24 horas en un auténtico paseo. Y eso sin que sepas aún la mejor parte: todos contarán con una ECU -centralita de control- común y el rendimiento de cada vehículo estará ajustado para que todos tengan unos consumos similares. Oh, sí. 

 

¿Y qué tiene el Porsche 911 GT1 que ver en todo esto? 

Atención: 10 coches de Le Mans que podrías conducir por la calle

Como ya sabrás, el próximo Porsche 911 2019 -que será conocido con el código 992- tendrá entre su previsiblemente amplia oferta mecánica algunas versiones híbridas. Sé que esta información te produjo una angina de pecho cuando la leíste por primera vez... pero en realidad no es algo tan malo: en un principio parece que será la microhibridación la que estará contemplada dentro del catálogo del icono de Stuttgart para homologar unos consumos más comedidos y, más adelante -para su restyling-, quizá veamos una variante que bien podría convertirlo en uno de los coches híbridos más interesantes del momento. ¿Te parece un disparate? Ha sido el truco empleado para que el Porsche Panamera haya alcanzado los 680 CV, los 3,4 segundos en el 0-100 y los 2,9 litros de consumo. Será raro, sí. Pero estamos hablando de un maldito Porsche. 

 

 

Aunque estoy convencido de que ya sabes por dónde voy, haré explícita mi predicción de futuro: ¿y si el nuevo reglamento del Mundial de Resistencia y la próxima aparición de un 911 híbrido estuvieran más relacionadas de lo que podría parecer en un principio? Quizá la despedida de Porsche del WEC para dar el salto a la Fórmula E no fuera un adiós, sino un hasta luego... y su regreso con un 992 ‘Hypercar’ sería tan brutalmente genial como lo fuera el 996 GT1 que vimos por la calle hace algunos años. Con su bloque bóxer atmosférico de 544 CV, sus 600 Nm de par máximo, su 0-100 en 3,9 segundos, sus 308 km/h de punta y su peso de sólo 1.150 kg. En los 90. Suena bien, ¿eh? Empecemos a poner velas. Yo he dejado a Amazon sin existencias.

 

¿Sueñas con Porsche? Aquí tienes todos sus modelos

Lecturas recomendadas