Pasar al contenido principal

¿Qué pasa cuando un coche se queda sin aceite?

que-pasa-coche-sin-aceite_echando-aceite
Pues lo peor que te puede pasar: que te quedes sin coche…

Hoy nos hacemos una buena pregunta que todos os deberíais hacer: ¿Qué pasa cuando un coche se queda sin aceite? Aunque es previsible que os imaginéis la respuesta.

Y es que el aceite es el lubricante de las piezas móviles del motor que las recubre con una fina capa y evita el contacto directo entre cada una de ellas. Y si desaparece o no está en buenas condiciones, la fricción provocará que estas piezas sobrepasen su límite de tolerancia térmica y terminen rompiéndose o fundiéndose con las que tengan cerca, dejando de realizar su función. Puede que hayas escuchado la expresión ‘a gripado el motor’… pues se refiere a esto.

Hay cientos de piezas que necesitan esa lubricación. Los que más, si cabe, son los pistones que, por ejemplo, a 3.000 rpm recorren varias decenas de metros lineales cada segundo, así que figúrate la importancia de que tengan lubricación. Eso del ‘roce hace el cariño’ aquí no tiene una buena aplicación…

que-pasa-coche-sin-aceite_sacando-varilla

El lubricante es quizá el elemento que más debes vigilar en tu coche. Se utiliza -en mayor o menor medida- en la caja de cambios de un vehículo (valvulina), en los embragues que no son del tipo en seco (más frecuentes en motos que en turismos), en las bisagras de las puertas, en los turbocompresores... y como hemos hablado, en el bloque de cualquier motor. Por todo esto, se suele decir que si un propulsor es el corazón del coche, el aceite equivaldría a la sangre del cuerpo humano.

que-pasa-coche-sin-aceite_mirando-varilla

Su vigilancia es vital para que el motor te dure muchos kilómetros, sobre todo, tras un viaje largo como el que seguro habrás hecho o harás este verano. Y algunos elementos, como la varilla, te ayudarán en este control. Este elemento tan simple te mostrará su nivel y, también, el estado en el que se encuentra.

¿Cómo puede el coche quedarse sin aceite?

También puede que te vuelvas loco buscando una fuga por todo el circuito. La causa de los goterones que hay repartidos por la mecánica puede estar en uno de los elementos más tontos: el tapón. Si quitándolo y volviendo luego a enroscarlo no solucionas el desaguisado, consigue uno nuevo. Si el problema persiste y te has cerciorado de que la tapa de balancines no está rajada, la causa, probablemente, será más grave y costosa.

que-pasa-coche-sin-aceite_limpiando-varilla

También debes fijarte en el suelo del lugar donde aparques. Si hay alguna mancha puede deberse a goteos anteriores, propios o ajenos (si has aparcado en la calle o en una plaza de garaje compartida). Para cerciorarte de que es tu coche el que tiene un problema, coloca un cartón limpio bajo el motor la próxima vez que aparques allí. Y si al recogerlo vuelve a estar manchado, ya sabes lo que toca.    

Mantén el nivel

Extrae la varilla cada 15 días o un mes. Límpiala y vuelve a introducirla para que te dé la medición real, pero siempre hazlo sobre una superficie horizontal y tras arrancar el motor unos minutos (y después de pararlo, claro) para que el motor esté algo caliente. Si la marca se acerca al nivel mínimo, compra un lubricante del mismo tipo que llevabas y rellena por el tapón.

Atento a los kilómetros

Cada cierto tiempo es muy importante cambiar el lubricante. Con el paso de los kilómetros, la mezcla envejece o se pierde una parte de la misma. Los aditivos del lubricante se descomponen y, además, este se ensucia con polvo y diminutas partículas (debido a la fricción constante). Rellenar el depósito no basta, necesitas una sustitución periódica total. Deja en el coche un recordatorio con la fecha del último cambio.

que-pasa-coche-sin-aceite_sacando-aceite

Y cada vez que se realiza un cambio completo del lubricante, también debes cambiar el filtro de aceite e instalar uno nuevo, ya que es una pieza vital que se encarga de conservarlo libre de impurezas. 

Un correcto mantenimiento siguiendo las instrucciones dadas por el fabricante, minimizará las posibilidades de tener fugas de aceite o problemas con el motor.

que-pasa-coche-sin-aceite_luz-cuadro

Y ya si ves que se enciende una lucecita en el cuadro de mandos con forma de motor, de aceitera o de termómetro, para cuanto antes, apaga el motor y revisa lo que hemos dicho antes. Si no encuentras nada anormal, pero alguna de estas luces continúa encendida al poner el contacto, no vuelvas a arrancar ni para subirlo a la grúa. Directo al taller y... a rezar.

A la hora de comprar aceite, ¿qué significan los códigos?

¿Sabes interpretar las cifras y las letras que aparecen en las etiquetas de los recipientes de aceite? Desde mediados de los años 70 se empezaron a hacer populares los multigrado y la elección de los mismos dejó de ser algo tan fácil como uno para verano y otro en invierno..

Las normas ACEA clasifican los lubricantes en cuatro categorías: A, motores de gasolina turismos; B, diésel de turismos e industriales ligeros; C, diésel con filtro de partículas; E, motores diésel de industriales y camiones. Para el API, las categorías son dos: S para motores de gasolina y C para diésel.

5W-40, 15W-30...

Estos códigos corresponden al grado de viscosidad del producto según la normativa SAE (‘Society of Automotive Engineers’). La letra ‘W’ (‘Winter’) es para invierno: cuanto más bajo es el número que la precede, mejor se comporta en días gélidos. El número que va después señala la fluidez a una temperatura de 100ºC.

15W-40: calidad estándar. Permite su uso en coches de cierta antigüedad. Mantiene sus propiedades hasta -20ºC. 10W-40: en invierno aguanta el tipo hasta -25ºC.
5W-40: arranca mejor en frío. Alcanza los -30ºC.
5W-30: lubricante de altas prestaciones para cualquier estación.

Más:

Práctico

Buscador de coches

Y además