Pasar al contenido principal

Peugeot 308 R Hybrid: ¿podría tener futuro ahora este concept de 2016?

Peugeot 308 R Hybrid

¿Y si este fuera su momento?

Hace poco que pudimos conocer al Peugeot 508 PSE, una berlina híbrida enchufable de carácter deportivo que ha sorprendido a muchos por sus capacidades y su alta tecnología. Ha sido un lanzamiento interesante y eso crea la incógnita de si veremos más coches de este estilo en la oferta del fabricante francés. Podríamos hablar de muchas posibilidades, pero nos centraremos en algo que ya creó la marca en su momento: el Peugeot 308 R Hybrid.

Te interesa: Probamos el 508 PSE

Se presentó como un concept en el año 2016 y prometía unas grandes prestaciones gracias a su bloque 1.6 THP de 270 CV -proveniente del 308 GTI-, que se unía a dos propulsores eléctricos de 115 CV. Así, el fabricante nos mostraba un compacto con 500 CV de potencia y tracción integral, todo un misil que más tarde no continuaría su desarrollo.

Tal y como se mostró entonces, el Peugeot 308 R era capaz de pasar de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos y su velocidad máxima quedaba limitada a los 250 km/h, lo que lo situaba como un posible competidor ante otros grandes compactos deportivos como el Audi RS3. Sin duda, era un modelo muy interesante que captó en aquel momento nuestra atención. Sin embargo, no siguió adelante. 

Una segunda oportunidad

Pero ¿está verdaderamente acabado? Si tenemos en cuenta que el sector automovilístico ha cambiado notablemente en estos cinco años, y que los híbridos y eléctricos están ganando una notable presencia últimamente, parece que en este momento la idea de llevarlo a la producción no parecería tan descabellada. 

Para ello tendría que recibir algunas variaciones, eso sí, ya que Peugeot ha dado a conocer hace unas semanas la nueva generación del 308, en la que se debería basar esta vez. Sin embargo, esto podría incluso facilitar las cosas ya que ahora el compacto francés se ofrece con dos variantes híbridas enchufables -además de las diésel y gasolina- de 180 y 225 CV, por lo que no habría que trabajar en esta configuración prácticamente desde cero. 

A esto se añade el hecho de que cada vez más marcas apuestan por la hibridación de sus modelos, lo que también empieza a afectar a sus variantes deportivas. Así, estamos viendo como algunos de estos coches cuentan ahora o tienen previsto contar con una cierta dosis de electrificación mientras otros, por su parte, desaparecen del mercado. En el caso del 308, en principio ya no contaremos con una variante GTI, de manera que un nuevo Peugeot 308 R Hybrid podría llenar ese vacío.

En cualquier caso, un problema al que habría que hacer frente es el precio de venta, ya que en 2016 se hablaba de que este compacto podría costar hasta 60.000 euros. Aquello le situaba en una clara desventaja respecto de algunos competidores, pero actualmente ese es el rango de precios en el que se sitúa el 508 PSE, un coche de un segmento superior. Ahora, las técnicas han evolucionado y se han logrado avances que abaratan los costes de producción, por lo que este aspecto podría quedar en cierto modo solventado en esta ocasión.

Sea como fuere, al final la decisión dependerá de Peugeot. Lo que es innegable es que los tiempos están cambiando y que los vehículos híbridos y eléctricos están aquí para quedarse, por lo que irán ganando una mayor presencia en el futuro. Si hay un interés suficiente, quizás contemos con una variante deportiva del 308 al fin y al cabo, aunque se llame 'Peugeot 308 R' y sea algo distinta al GTI tradicional. Solo el tiempo nos dará la respuesta. 

Buscador de coches

Y además