Pasar al contenido principal

Porsche crea un 911 GT3 inspirado en el 956 que ganó Le Mans en 1985

Porsche 911 GT3 inspirado en el 956 de Le Mans de 1985
Porsche

El proceso para crearlo ha durado tres años

En las 24 Horas de Le Mans de 1985, Paolo Barilla se hizo con la victoria absoluta a bordo de un Porsche 956 privado. Por ello, con motivo de su 60º cumpleaños, el ahora expiloto y empresario ha decidido crear un coche especial junto a Porsche Exclusive Manufaktur.

El resultado es el que veis en las imágenes: un Porsche 911 GT3 (992) con una decoración similar a aquel coche de carreras, caracterizada por la combinación de los colores amarillo, blanco y negro. Incluso se ha añadido el número 7 en las puertas y el capó, el que portaba en aquella carrera.

El vicepresidente de la empresa italiana de alimentos ‘Barilla’, ha señalado: “En los años ochenta, tuve la oportunidad de pilotar el maravilloso Porsche 956, un icono del rendimiento y la belleza”. Por ello, ahora señala que “la interpretación de algunos elementos de aquel vehículo en un GT3 moderno hace que ese recuerdo sea emocionante y vital”.

Así, se ha creado un 911 GT3 pintado en color Summer Yellow, con zonas en blanco y negro. Eso sí, hay más detalles específicos como las llantas de tuerca central, inspiradas en las del 956. Se han pintado de color distinto delante y detrás, ya que en la carrera se colocaron en las de delante unas láminas aerodinámicas de color blanco. Así, se ha tratado de recordar ese efecto.

Más allá de esto, el coche cuenta con diferencias en los laterales del alerón posterior, donde se ha tomado la inspiración del 956. Además, un detalle curioso es el añadido de la inscripción “PB 60” en honor a su dueño, mediante un logotipo inspirado en el del patrocinador principal del modelo de competición. 

De la misma forma, el interior se ha diseñado en color negro y se han añadido molduras decorativas en el umbral de las puertas y el salpicadero, con un logotipo especial. Así, se muestra el número 956, el escudo de “Le Mans 1985” y la silueta del coche de competición. El detalle final lo aporta la palanca de cambios, que recuerda a la bola de magnesio del 956.

Con todo, este es el resultado de un coche que se ha creado según las indicaciones de Paolo Barilla y que ha supuesto un proceso de tres años desde la realización del primer boceto. Eso sí, todo esto es necesario si lo que quieres es crear un Porsche tan especial y único como este.

Y además

Buscador de coches