Pasar al contenido principal

Porsche Macan o BMW X3: ¿Cuál elegir?

Porsche Macan o BMW X3

Problemas del primer mundo

Tanto el Porsche Macan como el BMW X3 son dos de las opciones más atractivas de su segmento al pensar en adquirir un SUV. Eso sí, con bastantes diferencias. ¿Pero cuál es mejor?

El apartado motores es seguramente el primer punto en el que fijarse. El Porsche Macan únicamente incorpora tres tipos de motorizaciones, todas de gasolina: 

  • Porsche Macan base, con un motor de cuatro cilindros en línea y 2.0 litros con 265 CV 
  • Porsche Macan S con un motor V6 biturbo de 2,9 litros y 380 CV
  • Porsche Macan GTS, con un V6 biturbo de 2,9 litros y un total de 440 CV

Por su parte, el BMW tiene una amplia gama de motores: híbrido, diésel y gasolina, con consumos que van desde los 2,6 litros hasta los algo más de 10 de la versión tope de potencia –la motorización M40i de 360 CV–. Si bien, una de las más atractivas, al menos tal y como evoluciona el mercado, es la versión X3 xDrive30e híbrida enchufable.

Prueba del BMW X2 25e: un buen compañero para todo

Motores: dejan las cosas claras

Ya en los motores se hace una declaración de intenciones. Mientras el BMW X3 se enmarca como un SUV polivalente para el uso cotidiano, el Porsche Macan demuestra una buena herencia de la deportividad que tanto quieren en la marca de Stuttgart. 

En líneas generales, también el X3 es en dimensiones más grande que el Macan en todos los ejes, aunque la apuesta de BMW es algo más estrecha.

En un SUV, el maletero es algo también enormemente importante, y aquí ambos coches son parejos. El BMW X3 cuenta con 550 litros de capacidad de maletero –ampliables a 1.600 abatiendo los asientos–, mientras que el Porsche Macan posee 500 litros que pueden aumentar por el mismo método hasta los 1.500 litros.

Los detalles marcan la diferencia, y el interior también

En el interior, pese a un gran trabajo de la marca de la ‘M’ con asientos deportivos, una pantalla multimedia de 10,25”, colores y acabados realmente elegantes, el del Porsche (lee la prueba del Macan 2021 aquí) parece llevarse el gato al agua. 

Puede montar asientos con hasta 18 posiciones de ajuste (dependiendo de las tres elecciones de las que se dispone), diversos sistemas de sonido en colaboración con Bose o Burnmester y una pantalla multimedia de 10,9” junto a multitud de asistentes de conducción.

Además, como curiosidad, el Porsche incorpora una suspensión neumática de tres posiciones de altura dependiendo del tipo de conducción, y una cuarta dedicada a la descarga de los objetos del maletero de una manera más cómoda...

Dinámica: cada uno tiene sus cosas

Finalmente, y en pos de esa comodidad a la que aspiran ambos modelos, la marca que hizo nacer al Porsche 911 usa el mismo (y famoso) cambio Porsche Doppelkupplung (PDK) de 7 velocidades, con modo automático o mediante las levas del volante. El X3, por su lado, hace bandera del cambio deportivo de BMW Steptronic de 8 velocidades en el mismo esquema, mediante levas o de forma automática.

En funcionamiento, lo cierto es que es complicado definir un ganador. La inmediatez del PDK y la increíble gestión de las leyes del cambio lo hacen casi perfecto; por su parte, el convertidor de par del BMW no se que queda atrás y aunque es cierto que no es tan instantáneo, es algo más suave al conducir tranquilo.

En definitiva, dos grandes SUV enfocados en personas diferentes y, claro, con precios diferentes. Comodidad o deportividad. Utilidad frente a los detalles. El BMW X3 parte su precio desde los 52.150 euros, mientras que el Porsche Macan lo hace desde los 70.255 euros.

Etiquetas:

SUV SUV deportivo

Y además

Buscador de coches