Pasar al contenido principal

La preparación más loca: mitad Ford Mustang, mitad Nissan GT-R

Lo mejor de ayer y de hoy concentrado en un solo coche. ¿Su nombre? Muzilla.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Nissan GT-R

El SEMA Show 2016 tuvo un invitado muy especial: una preparación muy loca mitad Ford Mustang, mitad Nissan GT-R en la que su propietario, Jerry Fan, ha sabido combinar lo mejor de los dos coches y este es el resultado.

No te pierdas: Nissan GT-R Nismo 2017, 600 CV para disfrutar

Esto quiere decir que aprovecha el diseño tan carismático del Ford Mustang fastback de 1970 -carrocería e interior del Ford- con la precisión de la ingeniería japonesa del Nissan, del que aprovecha chasis, motor y transmisión: todo en un solo vehículo.

El Ford Mustang de los setenta levantó pasiones con su estética y pocos son los que pueden resistirte a esos músculos, capaces de ser el centro de todas las miradas la envidia de cualquier chulito de gimnasio… Por otro lado, el Nissan GT-R R35, considerado uno de los deportivos más avanzados, es a menudo una referencia en tiempos y récords y utilizado para preparaciones.

Sin embargo, lo más llamativo aquí es que Jerry Fan ha derrochado la mayor parte del coche para crear a Muzilla (mitad Mustang, mitad Godzilla). Dos coches muy opuestos entre sí -solo comparten la distancia entre ejes- y sin nada que ver entre prestaciones y estilo. Echa un vistazo a los Nissan GT-R más rápidos del planeta y lo comprobarás. 

Muzilla no es el típico coche con el que te irías a comprar el pan, vale, pero su pintura Calypso Coral, el enorme splitter delantero, sus enormes llantas y su interior de inspiración clásica no te dejarán indiferente. Créeme. 

Lecturas recomendadas