Pasar al contenido principal

Primero los chips, y ahora la crisis del AdBlue: se para la fabricación

nuevo-sistema-diesel_tapon-adblue
Fabricante
-

SANDIA

El adblue es una aditivo obligatorio que usan muchos coches diésel para reducir la contaminación. Y podría haber escasez los próximos meses...

La mayoría de los coches diésel vendidos en los 4 o 5 últimos años, utilizan AdBlue. Se ve enseguida porque junto al tapón de combustible hay otro azul, en donde se introduce este aditivo.

Tal como nos cuenta nuestra compañera Noelia López en Auto Bild, el AdBlue es un líquido incoloro, inodoro, no inflamable ni tóxico, pero sí corrosivo, por eso hay que echarlo con guantes y gafas.

Su función es transformar las partículas de NOx que salen por el tubo de escape de un coche en una mezcla menos perjudicial para el medio ambiente, compuesta por nitrógeno y vapor de agua.

El depósito de AdBlue tiene una capacidad de unos 17 o 20 litros, que puedes rellenar en una gasolinera o comprar tu mismo bidones de AdBlue en tiendas como Amazon. 10 litros de AdBlue cuestan unos 20 euros.

Su consumo es bajo: un depósito dura entre 6.000 y 8.000 kilómetros, así que dependiendo de lo que uses el coche, puede durar entre 9 meses y un año.

Los coches diésel que lo utilizan, no pueden funcionar sin él. En realidad sí funcionan, pero cuando pares el coche, no podrás volver a arrancarlo hasta que no introduzcas Adblue en el depósito.

Si estás a punto de quedarte sin AdBlue, mejor que vayas a comprar un bidón, por si acaso... Porque las principales fábricas de AdBlue en España y Europa, han parado la producción.

La causa es el precio el gas. Está tan caro, que encarece mucho su fabricación.

Según Auto Bild la empresa Duslo, que tiene la mayor planta de AdBlue en Europa, ha decidido reducir su nivel de producción; mientras que Yara, en Italia, anuncia un paro de cuatro semanas. También está modificando su producción la alemana SKW Piesteritz.

En España, la planta más importante de AdBlue es la de Fertiberia en Palos de la Frontera. Según recogen diferentes medios, ha tenido que parar su producción en octubre y así permanecerá durante, al menos, un mes.

Estos parones reducirán el stock de AdBlue, así que es probable un incremento de precios durante este invierno.

Teniendo en cuenta que un depósito dura entre 6.000 y 8.000 Kilómetros, si lo has llenado hace poco no deberías preocuparte, porque estos parones en la producción de momento solo van a durar un mes, y la crisis de suministros se espera solucionar en unos meses.

Pero si tienes el depósito de AdBlue casi vacío, no es mala idea hacerse con un bidón, por si suben los precios...

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches